Internacionales

Panamá recordó a víctimas de represión estadounidense en el Canal

Murieron 22 jóvenes, en 1964, cuando pretendían colocar la bandera de su país en la instalación entonces ocupada por los soldados de Estados Unidos

Redacción Central |

Murieron 22 jóvenes, en 1964, cuando pretendían colocar la bandera de su país en la instalación entonces ocupada por los soldados de Estados Unidos

Panamá recordó este sábado a las 22 víctimas, fundamentalmente estudiantes, que murieron baleados por las fuerzas estadounidenses, en 1964, cuando pretendían colocar una bandera de su país en el entonces ocupado Canal.

Los jóvenes se enfrentaron a los soldados norteamericanos al impedirse por estos izar la bandera panameña en la escuela de la antigua Zona Central y la salvaje represión desatada allí causo heridas a más de 500 personas en un suceso que estremeció a toda América Latina y al mundo.

Este choque que comenzó el 9 de enero de 1964 y que se extendió hasta el 11 de ese mismo mes entre panameños y estadounidenses provocó la ruptura de las relaciones diplomáticas con EE.UU., que no se restablecieron hasta tres meses después.

El acontecimiento marcó el camino hacia los acuerdos firmados en 1977 por el general Omar Torrijos, a nombre de Panamá y el entonces presidente de Estados Unidos James Carter, sobre el Tratado del Canal de Panamá, conocido como Torrijos-Carter.

El Tratado representó el principio del fin de una administración estadounidense sobre el Canal que se extendió por espacio de 85 años.

Las negociaciones de Torrijos lograron la recuperación progresiva de la soberanía del país centroamericano, además, de la eliminación de las bases militares que mantenía Washington en Panamá.

El Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) expresó que el homenaje de los caídos servirá para ratificar el rechazo a las pretensiones del actual presidente Ricardo Martinelli de instalar 11 bases aeronavales estadounidense en el país.

Por ello, Frenadeso realizó este sábado una concentración en el lugar donde ocurrieron los hechos de la gesta nacionalista de 1964.

Alfonso González, uno de los sobrevivientes entre los heridos durante los incidentes y en los que perdió su pierna izquierda por un disparo de los soldados estadounidenses, dijo a una agencia de noticias que siente “orgullo patrio” por haber participado en los hechos.

González considera la gesta como “algo grande y glorioso porque se consiguió lo que el pueblo quería, su soberanía, su territorio y el Canal interoceánico que hoy es nuestro”.

también te puede interesar