Internacionales

Cumple Presidente Manuel Zelaya seis meses de su derrocamiento

El Jefe de Estado legítimo de Honduras, impedido de salir de la legación diplomática por el gobierno de facto, es una acusación permanente contra los golpistas y quienes, como Estados Unidos, los apoyaron

Honduras
Simpatizantes del depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya encienden velas la noche del 24 de diciembre de 2009 ante un cordón policial frente a la embajada brasileña en Tegicugalpaen. | AFP

Redacción Central |

El Jefe de Estado legítimo de Honduras, impedido de salir de la legación diplomática por el gobierno de facto, es una acusación permanente contra los golpistas y quienes, como Estados Unidos, los apoyaron

Seis meses después de ser derrocado de la presidencia de Honduras, Manuel Zelaya aguarda en la Embajada de Brasil el final de su mandato que se cumple el próximo 27 de enero, convertido en acusación permanente contra los golpistas y quienes como Estados Unidos los apoyan.

Zelaya ha reiterado que permanecerá el tiempo que sea necesario en la legación brasileña, donde se refugió desde el 21 de septiembre pasado tras volver clandestinamente al país del que fue expulsado por los militares el 28 de junio.

Al cumplirse los seis meses del golpe de Estado, “hoy tenemos que prometer que nos mantendremos incansablemente en resistencia con el pueblo, que no callaremos nuestra voz, que no bajaremos nuestros brazos y que nuestro espíritu se mantendrá firme”, señaló a Radio Globo el asesor y portavoz de Zelaya, Rasel Tomé.

“Hoy que llegamos a seis meses (del golpe de Estado) queremos decir que no deben quedar impunes las violaciones a los derechos humanos”, el cierre de medios de comunicación, asesinatos y otros actos de represión cometidos en ese período, añadió.

El 28 de junio, agregó, “es la fecha en que muere un sistema caduco, obsoleto y vetusto, y nace un proceso social renovador, vivo, dinámico, integrado por las grandes mayorías del pueblo hondureño”, que es el Frente Nacional de Resistencia Popular.

Este movimiento mantuvo una amplia movilización para exigir la restitución de Zelaya, la que el Congreso Nacional rechazó el 2 de diciembre, y ahora su lucha se encamina a la convocatoria de una Asamblea Constituyente.

Zelaya iba a celebrar el 28 de junio una consulta popular para conocer si el ueblo respaldaba la convocatoria a   una Constituyente.

Ese mismo día, tras su derrocamiento  por los militares, el Parlamento, al servicio de los golpistas,  aprobó un decreto mediante el cual lo destituyó y también designó como presidente del país a Roberto Micheletti, hasta entonces jefe del Legislativo; ambos miembros del  Partido Liberal.

también te puede interesar