Internacionales

Obama fue imperial y arrogante y Copenhague es un paso atrás, dijo canciller cubano

En esta Cumbre hubo un solo Obama que impuso posiciones e incluso amenazó a los países en desarrollo, agregó

Canciller cubano Bruno Rodríguez
Canciller cubano Bruno Rodríguez | Juventud Rebelde

Redacción Central |

En esta Cumbre hubo un solo Obama que impuso posiciones e incluso amenazó a los países en desarrollo, agregó

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, acusó al presidente norteamericano, Barack Obama,  de comportamiento imperial y arrogante durante la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático efectuada en Copenhague.

En declaraciones a la prensa este lunes, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba,  calificó esa reunión de un paso atrás en las previstas acciones de la comunidad internacional para enfrentar el cambio climático y culpó a las naciones ricas de lo sucedido allí.

“Copenhague fue un paso atrás en la acción de la comunidad internacional para prevenir o mitigar los efectos del cambio climático”, dijo Rodríguez, quien formó parte de la delegación de su país a la Conferencia.

En la conferencia de prensa, efectuada en la sede de la cancillería cubana,  Rodríguez opinó que  “en esta cumbre hubo un solo Obama: imperial, arrogante, que no escucha, que impone posiciones e incluso amenaza a los países en desarrollo”.

“Quisiera enfatizar que en Copenhague no hubo acuerdo alguno de la Conferencia de las Partes, no se tomó ninguna decisión con relación a compromisos vinculantes o no vinculantes de naturaleza política o de derecho internacional”, dijo.

Indicó que “simplemente, no hubo acuerdo, muy lamentablemente terminó sin el menor acuerdo  sólo hubo una componenda ambigua y engañosa a espaldas de la conferencia, impuesta por el presidente Obama a un grupo de países que después se trató de imponer a los Estados partes de la convención”.

también te puede interesar