Internacionales

Aumenta en Estados Unidos número de militares que perdió su matrimonio

Ha sido debido a las tensiones acumuladas en estos ocho años de guerra de agresión sostenida en Iraq y Afganistán

Pelea de matrimonio
Aumenta en Estados Unidos número de militares que perdió su matrimonio | Internet

Redacción Central |

Ha sido debido a las tensiones acumuladas en estos ocho años de guerra de agresión sostenida en Iraq y Afganistán

Un mayor número de militares estadounidenses perdió su matrimonio durante 2009 debido a las tensiones acumuladas en estos ocho años de guerra sostenida en Iraq y Afganistán.

El hecho de enviar más soldados al frente de batalla no sólo implica un aumento de bajas, también ocasiona la ruptura de rutinas familiares e introduce conflictos en el seno de la pareja, advierten expertos.

Según cifras proporcionadas por el Pentágono, hasta el 30 de septiembre de 2009 hubo 27 312 divorcios entre los casi 765 mil miembros activos del Ejército, la Armada, La Marina y la Fuerza Aérea.

Tales cifras representan un ligero aumento con respecto a 2008, pues elevan de 3,4 a 3,6 el por ciento de disoluciones matrimoniales entre los militares.

Por su parte, los matrimonios entre los reservistas fallaron a una velocidad del 2,8 por ciento, también mayor por 0,1 puntos porcentuales al año anterior, de acuerdo con las mismas fuentes.

La vocera del departamento de Defensa, Abril Cunningham, explicó que el incremento fue menor al de otras ocasiones debido a la implementación de programas de ayuda a la pareja.

Nuestras fuerzas están bajo extrema tensión, y esa tensión repercute a su manera en los matrimonios, señaló el portavoz del grupo Veteranos de Guerras en el Exterior, Joe Davis.

Cuando usted interpone entre una pareja ocho años de guerra, con las consiguientes preparaciones, desplazamientos, regresos al hogar y reincorporaciones a filas, eso impacta la unidad familiar, dijo Davis.

Además, muchas familias se quejan de no reconocer a sus hijos, esposos y padres cuando son desmovilizados, pues vuelven al hogar con trastornos adquiridos en el combate, como culpas y estrés.

también te puede interesar