Internacionales

Zelaya en carta a Obama: Rechazo todo acuerdo para encubrir el golpe de Estado

En mi condición de Presidente electo por el pueblo Hondureño, reafirmo mi decisión de que, a partir de esta fecha, cualquiera que fuera el caso, yo no acepto, ningún acuerdo de retorno a la presidencia, para encubrir el golpe de Estado, señaló

Redacción Central |

En mi condición de Presidente electo por el pueblo Hondureño, reafirmo mi decisión de que, a partir de esta fecha, cualquiera que fuera el caso, yo no acepto, ningún acuerdo de retorno a la presidencia, para encubrir el golpe de Estado, señaló

El mandatario constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró  que no aceptará ningún acuerdo de retorno a la presidencia para encubrir el golpe de Estado, en una misiva enviada al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

“En mi condición de Presidente electo por el pueblo Hondureño, reafirmo mi decisión de que, a partir de esta fecha, cualquiera que fuera el caso, yo no acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia para encubrir el golpe de Estado”, señaló en la carta.

En unas declaraciones ofrecidas a Radio Globo, el reiteró su decisión: “Es una disposición firme de no aceptar ya ninguna restitución que humille al pueblo hondureño ocultando la ilegalidad en que vivimos y la represión militar a que está sometido el pueblo más humilde”, expresó.

El pasado 28 de junio el presidente Zelaya fue sacado del poder a punta de fusil tras invadir los soldados su casa en la madrugada y sin permitirle vestirse correctamente, fue enviado a Costa Rica materializándose  un golpe de Estado dirigido por el ahora presidente de facto, Roberto Micheletti.

Desde ese momento, multitudinarias marchas populares se han mantenido en las calles exigiendo el retorno del jefe del Estado hondureño electo constitucionalmente.

El futuro que hoy nos muestra (Estados Unidos)  al alterar su posición en el caso de Honduras y favorecer así la intervención abusiva de las castas militares en la vida cívica de nuestro Estado, (causa histórica del atraso y estancamiento de nuestros países en el siglo XX) no es mas que el ocaso de la libertad y un desprecio a la dignidad humana, es una nueva guerra contra los procesos de reformas sociales y democráticas tan necesarios en Honduras , señaló a Obama.

Zelaya  planteó al presidente norteamericano que cada vez que se derroca un gobierno legítimamente electo en América la violencia y el terrorismo  gana una batalla y la democracia sufre una derrota.

Todavía nos resistimos a creer que este golpe de estado militar en ejecución en Honduras, es ya el nuevo, terrorismo de estado del siglo XXI, sentenció..

En su carta el derrocado mandatario hace un recuento de los hechos desde el pasado 8 de julio cuando, según narró, la secretaria de Estado Hillary Clinton dejó claro “ante mi y ante el mundo la posición de la administración Obama de condenar el golpe de estado, desconocer sus autoridades y exigir el retorno del estado de derecho con la restitución del Jefe de Estado electo.

Asimismo dijo que, recientemente, le sorprendieron las declaraciones de funcionarios del Departamento de Estado estadounidense cuando modifican e interpretan el acuerdo San José Tegucigalpa unilateralmente con las declaraciones siguientes: …las elecciones serían reconocidas por Estados Unidos con o sin restitución… .

El régimen de facto celebró este cambio y utilizaron estas declaraciones para sus objetivos, e inmediatamente terminaron por incumplir y violar el Acuerdo , sostuvo.

El próximo 29 de noviembre se harán los comicios presidenciales pero Zelaya no entregará la banda porque no ha sido restituido y  sin estar el presidente constitucional en el poder ningún país  debe avalar  las elecciones.

Diferentes gobiernos latinoamericanos, la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Grupo de Río y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) anunciaron que continuarán con su postura de no reconocer el proceso si no es restituido el orden institucional.

Zelaya advirtió que, bajo esas condiciones, los resultados del proceso serán sujetos de impugnación y no reconocimiento; lo cual pone en grave riesgo la estabilidad futura de las relaciones entre Honduras y aquellas naciones que reconozcan sus resultados.

Este proceso electoral es ilegal porque oculta el golpe de Estado militar, y el estado de facto en que vive Honduras no brinda garantías de igualdad y libertad en la participación ciudadana a todos los hondureños, es una maniobra electoral antidemocrática repudiada por grandes sectores del pueblo y busca encubrir a los autores materiales e intelectuales del golpe de Estado”, apuntó Zelaya. en su carta a Obama.

El acuerdo del 29 de octubre “fue concebido para implementarse en forma integral y simultánea, pues no se contemplaron como doce acuerdos separados; fue un solo acuerdo con doce puntos, el cual tenía un solo propósito, restaurar el orden democrático y la paz social, y con esto se revirtiera el golpe de Estado, lo que implica el seguro retorno del presidente de la República elegido legítimamente por voto popular”, señaló.

“Y con esto”, añadió, “propiciar un clima de reconciliación nacional y un siguiente proceso electoral constitucional, limpio, con garantías de participación igualitaria y libre para todos los ciudadanos de Honduras”.

también te puede interesar