Internacionales

La Pasionaria, una mujer, una leyenda revolucionaria

A 20 años de su muerte, se mantiene vivo el recuerdo excepcional de la dirigente comunista que quedó sembrada en la historia española

Dolores Ibarruri
La Pasionaria, una mujer, una leyenda revolucionaria | Internet

Redacción Central |

A 20 años de su muerte, se mantiene vivo el recuerdo  excepcional de la dirigente comunista que quedó sembrada en la historia española

Los comunistas españoles recordaron con diversas actividades y un acto central a quien fuera su secretaria general y ejemplo de mujer extraordinaria.

Dolores Ibarruri, “La Pasionaria” era nombrada así por ser el seudónimo que escogió para publicar su primer artículo en 1918, en una publicación de los mineros españoles.

Su actividad social se inicia precisamente movilizando a los trabajadores y participando en numerosas manifestaciones en reclamo de sus derechos, siendo elegida en 1930 miembro del Comité Central del Partido Comunista, al cual se había unido a la edad de 25 años.

El comité la envía como delegada al III Congreso del Partido Comunista Español. Por esta época  se va a Madrid donde publica sus artículos en el diario Mundo Obrero. En 1932, la nombran, durante el IV Congreso, responsable de la Comisión Femenina del Partido.

Debido a sus fuertes y punzantes discursos, y a su activa militancia en las manifestaciones comunistas, es encarcelada varias veces y perseguida por las autoridades. Poco tiempo después se destaca en las Cortes Constituyentes de la República Española  como diputada del Partido Comunista por Asturias.

En ese momento, viaja por primera vez a Moscú, en 1934, preside el I Congreso del Comité de Mujeres, y luego participa en el Congreso Mundial de Mujeres en París. Debido a su gran actividad política, no tiene tiempo suficiente para estar junto a sus hijos, por lo que los envía a estudiar a Rusia.

Durante la Guerra Civil Española , su actividad fue fundamental, pues hablaba al pueblo, escribía, publicaba discursos y se desplazaba al frente. Fue aquí en este momento, cuando luchaba al pie de las trincheras,  donde se hizo célebre su frase “Antes morir de pie que vivir de rodillas”.

En 1937, es elegida vicepresidenta de las Cortes, donde lucha por defender  el orden institucional. Además, colabora con el traslado de un sinnúmero de españoles a la Unión Soviética , e incluso ella misma se traslada al bloque comunista, donde es exiliada debido a la vigencia del fascismo en España.

En la batalla de Stalingrado muere su hijo . Después, en el año de 1942, fue elegida Secretaria General del Partido, aprende ruso y logra entrevistarse con varias autoridades comunistas del mundo.

Después es enviada a Checoslovaquia desde donde  transmite sus exhortaciones y análisis en la Radio España Independiente.

Durante el VI Congreso fue elegida Presidenta del partido. A los pocos años, es galardonada con el premio Lenin para la Paz y recibe un doctorado Honoris Causa en Historia de la Universidad de Moscú.

Por esa época, viaja a Cuba, a China, Italia, Suiza y Yugoslavia. Al año siguiente de la muerte de Francisco Franco, Dolores decide regresar a España. En ese momento tiene 80 años, de los cuales 38 los ha vivido en el exilio, lejos de la tierra que la vio nacer.

Corre el año de 1977, Dolores vuelve a Asturias donde es reelegida diputada. Seis años después, se estrena en Madrid la película Dolores que retrata parte de su vida. Al final de su existencia, siempre combatiente,  participa en las manifestaciones que hacen las madres de la Plaza de Mayo, en Argentina, reclamando a la dictadura la aparición con vida de sus familiares desaparecidos .

La Pasionaria nunca abandonó su actividad revolucionaria y murió en 1989 a la edad de 94 años, en su ciudad natal.

Esta gran mujer es recordada por poetas del nivel de Rafael Alberti , Antonio Machado y Miguel Hernández. Además, sus múltiples publicaciones como Me faltaba España de 1984, Pasionaria, la lucha y la vida de 1985, y Memorias de Dolores Ibárruri entre 1936 y 1977 dejan un  rastro indeleble de lo que fue su gran y eterna lucha y constituyen un ejemplo de valentía y dedicación a la causa de su pueblo y de la lucha contra el fascismo.

también te puede interesar