Internacionales

Estados Unidos a punto de legalizar el golpe de Estado de Honduras

El presidente legítimo, Manuel Zelaya, y la canciller de su gobierno, Patricia Rodas, denunciaron que se pretende instalar un supuesto gobierno de unidad sin restituir en su cargo al Jefe de Estado constitucional, además de validar las elecciones del próximo 29 de noviembre contra el criterio de la comunidad internacional

Policía
Estados Unidos a punto de legalizar el golpe de Estado de Honduras | Reuters

Redacción Central |

El presidente legítimo, Manuel Zelaya, y la canciller de su gobierno, Patricia Rodas, denunciaron que se pretende instalar un supuesto gobierno de unidad sin restituir en su cargo al Jefe de Estado constitucional, además de validar las elecciones del próximo 29 de noviembre contra el criterio de la comunidad internacional

Tanto el presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, como la canciller Patricia Rodas, alertaron a la comunidad internacional de la doble postura asumida por Washington, que ahora apunta a reconocer la validez de las elecciones del 29 de noviembre sin cumplir el acuerdo de restituir previamente en su cargo al  Jefe de Estado derrocado.

Demostrando su complicidad con los golpistas, el gobierno de Estados Unidos por boca del subsecretario de Estado, Thomas Shannon, y del vocero del Departamento de Estado Ian Kelly, relativizaron el tema del regreso a su cargo del Presidente electo por los hondureños y depuesto violentamente por un golpe de Estado.

Al demandar a Washington una aclaración sobre esas posiciones públicas de los altos funcionarios, Rodas fue concluyente al afirmar que “no nos hagan creer que hemos sido nuevamente traicionados” por Estados Unidos.

Paralelamente a la actitud que tiene ahora el Departamento de Estado norteamericano, los golpistas se han llenado la boca para reiterar que no devolverán a su cargo al Presidente Zelaya y que las elecciones se harán de todas formas, ya con el respaldo de la Casa Blanca.

Entre las versiones más fuertes está la de que se constituirá el falso gobierno de reconciliación, pero con el jefe golpista  Eduardo Micheletti, al frente, la represión a todo vapor y nuevos acuerdos del Congreso rechazando devolver la constitucionalidad al país.

Por si quedaba alguna duda de la responsabilidad en todo esto del gobierno norteamericano, ya fueron levantadas las prohibiciones de visado para entrar a Estados Unidos de los funcionarios del gobierno de facto, leve sanción  que se había dictado contra los golpistas.

Por el momento, los gobiernos de Brasil, Venezuela, Bolivia Argentina y Nicaragua, declararon oficialmente que no reconocerán gobierno alguno que surja de la farsa electoral del próximo día 29.  Falta por ver ahora si la Organización de Estados Americanos y especialmente su secretario general ,  José Miguel Insulza, se pliegan a la maniobra estadounidense premiando al régimen de facto con un reconocimiento que le permita volver al seno de esa instancia regional.

también te puede interesar