Internacionales

“Lista negra” del FBI tiene más de 400 mil “terroristas” y otro millón de posibles

La información la publicó el diario The Washington Post, quien agregó esa práctica del FBI de ver terroristas por todas partes, vigente en anteriores administraciones estadounidenses, se extendió a la del presidente Barack Obama

Redacción Central |

La información la publicó el diario The Washington Post, quien agregó esa práctica del FBI de ver terroristas por todas partes, vigente en anteriores administraciones estadounidenses, se extendió a la del presidente Barack Obama

El diario The Washington Post publicó un reportaje del periodista Walter Pincus, quien tuvo acceso a datos recién publicados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos relacionados con la “lista negra” de personas consideradas por esa entidad como terroristas.

Se trata de 400 mil personas que aparecen fijas en la relación, mientras ello se une a más de un millón calificadas como “entradas”, lo cual, supuestamente, se trata de elementos a investigar y determinar si deben mantenerse  o no definidos como tenebrosos terroristas.

Hay un flujo diario de nombres propuestos para ser incluidos en esa lista controversial, dice el periódico, mientras Pincus considera que se trata de una relación con evidencias, no sólo de amplitud, sino de complejidad.

Durante un período de 12 meses finalizado en marzo de este año, por ejemplo, la comunidad de inteligencia de EEUU. sugirió mantener en la lista a mil  600 personas, debido a que presentan una “sospecha razonable” de ser terroristas, según datos facilitados al Comité Judicial del Senado por el FBI en septiembre y desclasificados la semana pasada.

Poco menos del cinco por ciento de las personas incluidas en la lista son ciudadanos de Estados Unidos o residentes legales permanentes. El nueve por ciento de los nombres de la lista de terrorismo, dijo el FBI, están también en la lista de “no fly” (no volar) que mantiene el gobierno federal.

Antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001, el FBI exigía, para la apertura de una investigación, evidencia de que una persona o grupo han cometido un delito. “Ahora, no requiere esta evidencia”, asegura el diario

El reportaje señala, finalmente, que esta práctica del FBI vigente en anteriores administraciones estadounidenses se ha extendido a la del presidente Barack Obama.

también te puede interesar