Internacionales

La ayuda no llega a damnificados en Filipinas

Luego del paso de los tifones Ketsana y Parma por la isla de Luzón, en el norte del archipiélago, aun no llega la ayuda prometida a más de un millón y medio de damnificados

Damnificados en Filipinas
La ayuda no llega a damnificados en Filipinas. | Internet

Redacción Central |

Luego del paso de los tifones Ketsana y Parma por la isla de Luzón, en el norte del archipiélago, aun no llega la ayuda prometida a más de un millón y medio de damnificados

La situación en Filipinas se torna cada día más compleja, pues luego del paso de los tifones Ketsana y Parma por la isla de Luzón, en el norte del archipiélago, aun no llega la ayuda prometida a más de un millón y medio de damnificados.

De acuerdo con datos oficiales, al menos 163 mil personas se encuentran todavía en centros de evacuación y se estima que 2,7 millones que residían en las zonas afectadas necesitarán ser realojadas.

En algunos distritos de Manila, los residentes aseguran que el agua sigue llegando hasta la cintura y los desechos se acumulan en las áreas más pobres.

La incidencia de la bacteria leptospirosis, propagada por el agua contaminada con orina de ratas, perros y otros animales, se ha convertido en una seria amenaza.

Sólo en Manila y sus alrededores murieron ya decenas de personas por la enfermedad y la cifra podría aumentar tras el hallazgo de nuevos cadáveres en la región de Cordillera.

Las áreas dañadas podrían permanecer anegadas durante varios meses dado que algunas remodelaciones urbanísticas han obstruido los sistemas de drenaje natural cerca de los lagos.

Aún se pueden encontrar pueblos fantasmas en regiones montañosas al norte de la isla de Luzón debido a los corrimientos de tierra y las inundaciones registradas.

Ketsana, que descargó sobre el área metropolitana la mayor cantidad de lluvias en los últimos cuarenta años, tocó tierra el pasado 26 de septiembre e inundó cerca del 80 por ciento de la capital, donde causó 464 muertos y 37 desaparecidos.

Días después Parma causó 465 muertos, 34 desaparecidos y 4,2 millones de damnificados, de ellos 32 mil permanecen en centros de evacuación.

también te puede interesar