Internacionales

Cancilleres de la OEA se marchan con las manos vacías de Honduras

Fracasó su intento de lograr un acuerdo ante la intransigencia de los golpistas que se niegan a restituir en su cargo al presidente legítimo, Manuel Zelaya.

Manifestantes hondureños
Continúan las manifestaciones del pueblo hondureño contra la dictadura | AP

Redacción Central |

Fracasó su intento de lograr un acuerdo ante la intransigencia de los golpistas  que se niegan a restituir en su cargo al presidente legítimo, Manuel Zelaya.
» Golpistas hondureños iniciaron “diálogo” apaleando a estudiantes

La misión de cancilleres latinoamericanos que intentó lograr un acuerdo para superar la grave situación vivida por Honduras, se marchó del país sin lograrlo ante la intransigencia del gobierno de facto negado a restituir en su cargo al presidente legítimo de la nación, Manuel Zelaya.

Al abandonar Tegucigalpa, los cancilleres sólo pudieron dejar un comunicado en el cual hablan de la continuación de las conversaciones en comisiones de trabajo , pero en medio de un ambiente de tensión y el evidente estancamiento de las plàticas.

La misión de la OEA señaló como necesario el mantenimiento pleno de las libertades individuales, la reanudación de las transmisiones de los medios de difusión clausurados por la dictadura y se garanticen a Zelaya condiciones de vida y trabajo acordes con su alta dignidad, entre ellas todas las facilidades pare entrevistarse y orientar a sus delegados al diálogo.

Por su parte, el Frente  de Resistencia contra el golpe de Estado consideró que el mencionado  diálogo se encuentra en punto muerto por la posición adoptada por los golpistas cerrando el paso a la normalización del orden constitucional.

El diputado Marvin Ponce, del Partido Unificación  Democratica y de la comisión política del Frente , subrayó que, al abordarse el llamado Acuerdo de San Jose, una propuesta del presidente costarricense, Oscar Arias, se insistió en el cumplimiento del primer punto, o sea la reinstalación de Zelaya en la presidencia de la República, algo a los cual se oponen cerradamente los golpistas.

Por su parte,  el asesor para Honduras del Secretario General de la OEA, John Biehl, afirmó que si no se restituye al derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, los movimientos sociales harán imposible la celebración de unas elecciones limpias y respetadas por todos.

“Hay bastantes indicios de que, de no estar restituido el presidente Zelaya a su cargo con prontitud, hay movimientos que harían imposibles elecciones limpias y respetadas por todos”, declaró desde Tegucigalpa el diplomático chileno a Radio Cooperativa.

Biehl, que fue embajador de Chile en Estados Unidos, se encuentra en Tegucigalpa desde finales de septiembre, cuando llegó a Honduras junto a otros cuatro diplomáticos de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Elecciones que tengan lugar sin el presidente Zelaya probablemente tendrían que ser sólo altamente militarizadas, con un alto grado de violencia, lo que significaría que el próximo gobierno sería prácticamente desconocido por una enorme mayoría del país y continuaría el aislamiento de Honduras”, advirtió Biehl.

“Todo el mundo piensa que la restitución del presidente Zelaya, como ha estado siendo discutida con condiciones bastantes limitantes de sus poderes, pero que él ha aceptado en ánimo que se restituya la paz democrática en Honduras, es una condición de la comunidad internacional unánime”, recalcó Biehl.

“El costo que va a pagar Honduras, que nadie quiere que pague, ineludiblemente va a ser mucho más alto que la solución de restituir el país a la democracia con las condiciones que ellos mismos han pactado”, señaló Biehl, quien vivió en Honduras como miembro del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo

Mientras se desarrollaban las tratativas, cientos de manifestantes burlaron la vigilancia policial y se concentraron frente al hotel donde estaban los cancilleres, tras salir desde la Universidad Pedagógica en pequeños grupos para evitar la represión de los policías antimotines.

En apariencia, la concentración había concluido y los manifestantes se dispersaban, pero en realidad  hacia las inmediaciones el hotel, donde los cancilleres de la OEA concluían una conferencia de prensa informando del resultado de sus gestiones.

Repentinamente avanzaron en masa hacia el edificio, lanzando consignas como “Queremos a Mel” (Manuel Zelaya, el presidente legítimo de Honduras), “Constituyente ya” y “No a la dictadura”.

La Policía, tomada por sorpresa, reaccionó rápidamente y tendió un cordón para contener a los manifestantes, mientras decenas de camarógrafos y periodistas registraban imágenes de la marcha.

“Estamos completamente hartos de este régimen opresor, que ha conculcado las libertades públicas, que nos impide manifestarnos, que cierra los medios de comunicación, aquí lo que hay es una dictadura y el mundo tiene que saberlo”, dijo  el dirigente campesino Rafael Alegría.

“El gobierno golpista quiere utilizar el diálogo como una táctica dilatoria, para mantenerse en el poder y organizar unas elecciones fraudulentas en noviembre próximo”, agregó el dirigente

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!