Internacionales

Confirmó gobierno panameño que EE.UU. establecerá bases navales en ese país

Se firmará el acuerdo antes de finalizar este mes y serán las primeras después que los Tratados Torrijos-Carter posibilitaron el desmantelamiento de los 14 enclaves militares allí existentes

Redacción Central |

Se firmará el acuerdo antes de finalizar este mes y serán las primeras después que los Tratados Torrijos-Carter posibilitaron el desmantelamiento de los 14 enclaves militares allí existentes

El gobierno panameño confirmó oficialmente que Estados Unidos volverá a tener bases militares en el territorio de ese país, 32 años después que la firma de los Tratados Torrijos-Carter permitieran, en el año 2000,  la terminación del control del Canal de Panamá por los estadounidenses y el desmantelamiento de los 14 enclaves castrenses que mantenía allí.

José Raúl Mulino, ministro panameño de Gobierno y Justicia, dijo que antes de finalizar el presente mes se firmará el convenio correspondiente con Washington para establecer bases navales en Bahía Piña en la provincia de Darién, limítrofe con Colombia, y en Punta Coca, al sur de la provincia occidental de Veraguas, ambas en el litoral de Panamá en el Pacífico.

Mulino, quien integró la comitiva del presidente de la República Ricardo Martinelli a Estados Unidos en el 64 período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU), indicó que el tratado que regirá el uso de estas bases se firmará antes del 30 de octubre.

Previamente al anuncio oficial, fue celebrada una reunión entre la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hilary Clinton, y Martinelli, para abordar temas de cooperación conjunta.

De acuerdo con Mulino, un acuerdo bilateral autorizará la instalación de “estaciones navales” en territorio panameño para el combate al narcotráfico y la protección en áreas costeras, argumento siempre utilizado por Estados Unidos para justificar la tenencia de bases en América Latina.

El acuerdo entre los dos gobiernos se registra en momentos en que es más fuerte el rechazo latinoamericano a las siete instalaciones de ese tipo que los militares estadounidenses tendrán en Colombia.

Los Tratados Torrijos-Carter, de 1977, garantizaron el desmantelamiento progresivo en este país de unas 14 bases y sitios de defensa, y aseguraron la recuperación  soberana de la vía interoceánica y la denominada Zona del Canal de Panamá el primero de enero de 2000.

Bajo el gobierno nacionalista del desparecido general Omar Torrijos, Panamá obligó a Estados Unidos a cerrar la Escuela de las Américas, un centro de enseñanza de torturas y “guerra sucia” en la que se graduaron los antiguos dictadores de la región.

La decisión del gobierno del conservador Martinelli sugiere un retorno a la presencia militar estadounidense en suelos y mares panameños.

En el gobierno del ex presidente Ernesto Pérez Balladares (1994-1999) fue rechazado un proyecto para establecer en ese país un Centro Multilteral Antidrogas dirigido por Estados Unidos.

también te puede interesar