Internacionales

Asesinan a maestro que participaba en la resistencia contra el golpe en Honduras

Policía y Ejército golpista atacan protestas populares en el centro de Tegucigalpa y frente a la embajada de Estados Unidos en esa capital

Resistencia en Honduras
Resistencia contra el Golpe de Estado en Honduras | Reuters

Redacción Central |

Policía y Ejército golpista atacan protestas populares en el centro de Tegucigalpa y frente a la embajada de Estados Unidos en esa capital

Un maestro que participaba en el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado en Honduras fue asesinado en Tegucigalpa, según informaron organismos de derechos humanos.

“Se ha confirmado el asesinato del maestro Mario Fidel Contreras en Tegucigalpa”, dijo  la coordinadora de la organización no gubernamental Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Bertha Oliva.

Agregó que de acuerdo a su información, el asesinato se produjo a unos 100 metros de la residencia de Contreras, en la colonia San Ángel, en el extremo oriental de Tegucigalpa.

Contreras, de 50 años, murió a causa de un par de disparos en el rostro efectuados por dos hombres que pasaron junto a él en una motocicleta, según el informe preliminar del COFADEH, organismo que, desde el golpe de estado contra el presidente de Honduras Manuel Zelaya el pasado 28 de junio, ha registrado 15 asesinatos.

El Centro para la Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT) también denunció la muerte violenta de Contreras.

En un comunicado, el CPTRT indicó que Contreras fue asesinado “mientras se movilizaba a realizar unas diligencias personales a una cuadra de su casa en la colonia San Ángel”.

Según testimonio brindado por familiares al CPTRT, se presume que los hechos fueron ejecutados por sicarios al servicio de los golpistas, ya que “el fallecido no fue despojado de ninguna pertenencia”, añade el comunicado.

Contreras estaba afiliado al Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH) y trabajaba como docente en dos colegios de secundaria y en la Universidad Pedagógica Nacional.

Por otra parte,  fuerzas antimotines  dispersaron hoy a una manifestación popular en reclamo de la restitución del orden constitucional, en el sexto día del estado de sitio impuesto en el país por mes y medio.

Los agentes policiales lanzaron granadas de gases lacrimógenos contra los manifestantes y los persiguieron por el centro histórico de la capital para obligarlos a abandonar la zona.

Los miembros de la resistencia se concentraron temprano frente a la embajada de Estados Unidos, donde ayer también hicieron un plantón, rodeados por un fuerte contingente de policías armados con garrotes de madera.

Los oficiales los conminaron a despejar la zona bajo amenaza de desalojarlos y los opositores marcharon con destino al congreso nacional, adonde se les impidió llegar.

El gobierno que asumió el poder con el golpe militar del 28 de junio, decretó el pasado domingo el estado de sitio por 45 días y ordenó a la policía, con apoyo de las fuerzas armadas, dispersar cualquier manifestación pública.

La demostración  fue convocada por el Frente Nacional contra el golpe de Estado, el cual dirige la lucha popular por la restitución de la democracia desde el mismo día de la asonada castrense.

Desde el lunes último, el gobierno de facto ha movilizado tropas del ejército y de la policía para impedir las movilizaciones de la resistencia.

Ese día clausuraron la emisora Radio Globo y el canal 36 de televisión, los dos únicos medios de la capital con cobertura de las protestas de la población contra el golpe militar.

En un comunicado, el Frente Nacional denunció que el estado de sitio pretende inmovilizar a la resistencia y exhortó a mantener la lucha pacífica por la restitución del orden constitucional, que  llegó a 97 días consecutivos.

Juan Barahona, dirigente del Frente,  expresó que la resistencia popular no descansará hasta lograr que se instale una Asamblea Nacional Constituyente, a partir de la cual se le dará al pueblo una nueva Constitución de la República.

“La actual Constitución de Honduras es obsoleta, es la más desactualizada del mundo, además está al servicio de los oligarcas y de los grupos de poder”, subrayó.

Según Barahona, en la Constitución hondureña “el pueblo no tiene ningún derecho, ningún espacio”.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!