Internacionales

No hay gobierno más corrupto que el de las oligarquías

La Voz del Sandinismo reproduce textualmente, por su interés, declaraciones hechas por la canciller del gobierno legítimo de Honduras, Patricia Rodas, al programa En Vivo con Alberto Mora, donde muestra el carácter corrupto de los gobiernos oligárquicos y de sus aliados, los dueños de los grandes medios de comunicación

Patricia Rodas
No hay gobierno más corrupto que el de las oligarquías. | daylife

Redacción Central |

La Voz del Sandinismo reproduce textualmente, por su interés, declaraciones hechas por la canciller del gobierno legítimo de Honduras, Patricia Rodas, al programa En Vivo con Alberto Mora, donde muestra el carácter corrupto de los gobiernos oligárquicos y de sus aliados, los dueños de los grandes medios de comunicación

No hay cosa más corrupta que una oligarquía, no ha habido en la historia un Gobierno más corrupto, aunque no sean Gobiernos que nos gusten a nosotros, pero no ha habido en la historia más corrupción que en las oligarquías, ningún Gobierno las ha alcanzado jamás. Porque estos Gobiernos o quienes los han representado, han trabajado para esas oligarquías, por lo tanto, ¡les dan el vuelto, pero el capital queda en sus manos!

Y no hablo de empresarios, yo quiero en esto distinguirlo muy bien. Porque el empresario viene precisamente de la palabra emprendedor y la empresa, aquello que moviliza el aparato productivo; hay microempresarios, hay pequeños empresarios, hay empresarios medios y hay grandes empresarios patriotas, que no necesitan comprar, ni robar, ni utilizar un medio de comunicación para extorsionar a un Gobierno, para extorsionar al grupo gubernamental, sea en cualquiera de los Poderes del Estado, para poder obtener canonjías, leyes a su favor o adueñarse de las deudas externas.

Esos empresarios tienen la desgracia, sin embargo, que son obstaculizados por el aparato financiero, generalmente dueños de medios, generalmente dueños de Partidos Políticos y, generalmente socios de los agentes del Imperio.

¿Qué es una oligarquía? Es el que maneja el aparato económico, el que maneja la relación financiera, el circuito financiero-productivo-comercial; generalmente asociado-subordinado de una transnacional, y por lo tanto, socio político de quien representa las transnacionales en el mundo, que es el Gobierno norteamericano… ¡representa sus transnacionales!

Y estos personajes además, se convierten en oligarquía. Ya no son sólo un grupo de poder económico, sino una oligarquía, cuando además con ese poder controlan el aparato político del Estado. ¿Cómo se controla el aparato político del Estado? No hay que ser de un Partido Político para eso… hay que tener un medio de comunicación.

Y por supuesto, el medio de comunicación es el sistema de educación y de formación de conciencia que está en la mano de todos los ciudadanos de un país, no sólo del que tuvo la oportunidad de ir a la escuela, sino de todos, no importa de qué edad, no importa de qué sexo, qué religión, no importa el color de la piel ¡nada! Está en manos de todos, por la vía de los periódicos, la radio, la televisión en la era de la imagen, en la era del sonido; que vale más la palabra aprendida en una radio, en una televisora, en una película, en un programa, que la palabra aprendida en la escuela.

Porque en la escuela se dijo una vez, pero recuerde usted que los medios y los canales de propaganda son herederos del fascismo de Gobbels, que lo repite en forma permanente, y no importa si eso es una mentira, y no importa si eso es una verdad, como decía Gobbels: “una mentira repetida mil veces adecuadamente, se convierte en una verdad; y miente, miente, miente que algo quedará”.

Entonces, los medios de comunicación cuando se los han apropiado estas oligarquías para modificar la conciencia de nuestros pueblos, por la vía del consumismo, por la vía de la vida fácil, por la vía de lo aspiracional, es decir, de la conquista de lo imposible… de lo que no tengo ni tendré y, por supuesto, de los temores, del engaño permanente, entonces logra extorsionar el aparato de Gobierno.

Los aparatos del Gobierno están compuestos por seres humanos, y no todos resisten el temor, de que el medio lo desprestigie, de que el medio mienta y le diga corrupto cuando no ha robado nada; de que el medio mienta y le saque cosas personales ¡que son mentiras, que son engaños! pero que la gente comienza a utilizar como un chisme, como un rumor, hasta destruir a una persona. Los medios de comunicación son un arma letal, como también pueden convertirse en la esperanza de todo un pueblo.

Ahora, lo importante es que nuestros pueblos cuestionen todo lo que escuchen, aunque a nosotros no nos guste cuando estamos en el Gobierno; que cuestionen todo… ¿será verdad o será mentira? Averigüemos, investiguemos o veamos qué interés tiene ese medio en decir lo que está diciendo, a quién defiende y a quién ataca y por qué.

Entonces ¿qué pasa con estas oligarquías? Yo le voy a decir, por ejemplo, el Gobierno del Presidente Zelaya, primero comenzó el Presidente Zelaya conquistando el justiprecio de los combustibles. Era el país que más barato tenía los combustibles en la Región, porque él logró crear una fórmula, donde publicamos en espacios pagados por supuesto, porque allá los medios no publican gratis nada que sea en beneficio del pueblo hondureño, sólo en beneficio de sus grupos de poder.

Publicamos cómo era, en el abc, que una compañía transnacional del combustible vende este combustible y cuánto dinero se queda en su bolsa, y sube artificialmente el precio del que llega al tanque de un carro. Con eso, hicimos una forzosa maniobra, donde se les quitaron las ganancias que nos parecieron innecesarias, e inventos de un cerebro que creía todos nuestros pueblos iban a ser tontos para toda la vida.

Eso le ahorró al Estado entre 26 y 36 millones de dólares al año; y nos posibilitó además, crear una política de subsidios a la educación para que fuera gratuita, donde se beneficiaron más de un millón 200 mil niños…  ¡eso fue impresionante! Con sólo el justiprecio, no estábamos expropiando a nadie… ¡el justiprecio! Eso fue una guerra mortal. Porque ¿quiénes son los testaferros de las transnacionales del petróleo en Honduras? Los dueños de los medios de comunicación, los mismos que tienen las térmicas que generan la energía en Honduras… ¡son los mismitos! Y además, son dueños de muelles en Puerto Cortés, que es una empresa pública.

¿Qué otro mecanismo? El Sistema Financiero. Los banqueros depositaban en el Banco Central toda la liquidez, es decir, el montón de dinero que les sobraba, y por eso, el Estado les tenía que pagar; 30 mil  millones de lempiras depositados en una bodega en el Banco Central, y el Estado pagándoles al 17% por tener esos 30 mil  millones… ¡a los banqueros! Como se quedaban con un poquito de dinero, eso les permitía tener altos intereses, por lo tanto, altas ganancias especulativas, igual que el combustible… negocios de especulación, es decir, no el precio real, sino el que ellos inventaban.

El Presidente dijo: saquen todo ese dinero de esas bodegas, riéguenlo a los Bancos, ¿para qué quiero tener todo ese dinero encerrado en una bodega…? ¡que vaya a la producción, que vaya a la construcción! Y los intereses se vinieron abajo. En sólo dos años se logró crear 240 mil  empleos por la vía de la inversión directa.

Por supuesto que los banqueros tuvieron que trabajar un poco más de horas al día, ahora tenían que vérselas cómo para obtener ganancias en el volumen no en la especulación; en la participación de más personas en el aparato productivo, no en los precios especulativos, ni en el remate permanente, que de eso vive la Banca.

Pero, ¿quiénes son los banqueros en Honduras? Los socios de Televicentro, los socios de HRN, los que financian a los políticos y a los candidatos, y después les cobran las facturas… ¡son los banqueros! Camilo Atala, del Banco Ficohsa financió parte de este golpe de Estado. Y de sus Bancos se congelaron cuentas y se cobraron préstamos anticipados; y se lo digo, porque yo fui víctima de eso, y por lo tanto tengo las pruebas, y por supuesto, yo sí creo que vamos a construir un Estado de Derecho, con todas sus consecuencias. Se cobraron de las cuentas, deudas anticipadas no vencidas, para darle al Estado de facto, al tal régimen golpista, el dinero que ya no pueden obtener de ningún lado, porque no tienen legitimidad.  

Y ¿quién es Camilo Atala? ¿A quién financia Camilo Atala para después extorsionarlo? Porque claro, a usted le dan dinero, pero sepa usted que queda documentado, y después viene el dueño de La Tribuna, que fue Presidente de la República, Carlos Flores Facussé, o el dueño de El Heraldo y le dice: “mirá, ya tengo lo que me mandó Camilo, yo sé cuánto te dió, y tengo las pruebas en mi mano. Váyase al Congreso señor Presidente y dígales que no me cierren las minas a cielo abierto, porque le publico esto; váyase al Congreso y devuélvame la fórmula de los combustibles; váyase al Congreso, Presidente, y dígale que queremos nuevamente que el Sistema Financiero deposite reservas en el Banco Central; váyase al Congreso, y no se le ocurra privatizar el usufructo de las térmicas.” Porque ese es el mejor negocio que hay en Honduras en este momento.

Y si dice: No, mirá, no puede hacer eso. Entonces, al día siguiente en los periódicos,  el titular: “Hay rumores…” y eso de “hay rumores”, es la primera amenaza… “hay rumores de que fulanito de tal, diputado del Congreso Nacional, como que tiene un negocio extraño con la esposa de… alguien”. Y hasta ahí llega. Después lo llaman: mirá, eso sólo es el rumor, mañana publicamos los nombres… ¡así funciona el Sistema.

Entonces, los gobiernos y las personas temerosas, que pecaron, que cometieron el error de corromperse ¡con el más corrupto! que es ese grupo de poder, que es más corrupto que el funcionario, porque es un corruptor, y el corruptor tiene más pecado que el corrompido, que lo hace además con presión de repente, otras veces con ganas, pero muchas veces con presión… ¡así se hacen las leyes en Honduras!

Por ejemplo, Elvin Santos, candidato del Partido Liberal, que tiene muchos negocios oscuros, y que conoce muchos secreticos del Congreso Nacional y de los banqueros; porque además, él es del grupo de la Escuela Americana allá; socio y compadre del Alcalde de Tegucigalpa, que ya es ampliamente conocida su trayectoria fascista y de corrupción. Este fulano… al día siguiente del golpe, se publican decretos en el Congreso Nacional, otorgando a su compañía constructora, tramos carreteros millonarios… ¿qué les parece?

No crea que lo hacen porque el hombre es eficiente, pues si fuera eficiente, en Honduras funcionarían las carreteras. Lo hacen, porque el día de mañana, que este señor tenga una posición pública y no le cumpla a la oligarquía… ¡esos contratos los van a publicar!  Y van a publicar incluso, la grabación del día en que se pusieron de acuerdo, entonces lo van a tener agarradito, y le van a decir: “mire, tal vez usted sea Presidente y cuando lo sea, coja el teléfono… yo le llamo el teléfono “amarillo”, porque rojo es un color muy hermoso… coja el teléfono amarillo, de amarillismo, de escándalo, de alerta, que por ahí le voy a decir lo que tiene que hacer, si no, en mi periódico le voy a publicar lo que sé de usted”.

Así funciona en las oligarquías, ¡no se queman! Ellos, mientras financian los golpes de Estado y lo van preparando en esa enorme escuela de masas, que son los medios de comunicación, lo van preparando lentamente, van transformando la conciencia de un pueblo y le van preparando su conciencia, para después dar un golpe.

Como decía Froilán Turcios, Secretario Privado de Sandino, compatriota mío y revolucionario, decía: “juegan con nuestros pueblos, los marean, los embelesan, les dan vueltas, para de repente, cuando menos se lo espera, de un sólo zarpazo les arrancan las entrañas a nuestros pueblos”.  Así funcionan las oligarquías, con sus medios de comunicación, sus mecanismos de especulación y su guerra permanente de terror contra nuestros pobres, pero sobre todo, contra aquellos que no tienen ni siquiera la posibilidad de defenderse.

Y contra las clases medias, que hay que hablar de ellas abiertamente; esas clases medias que quieren asegurar su vida, porque tienen algo que cuidar y no quieren perder eso poco que tienen, por lo tanto son las más vulnerables. Sin embargo,  están en un balancín, usadas por las oligarquías para sostener su aparato de poder, y temerosas de convertirse en el mar de pobres.

Hay que entender esa capa de la población, que es donde se concentran nuestros profesionales, nuestros cerebros, la gente más capaz, porque ha logrado tener la oportunidad de formarse y de formar a otros; donde se concentran empresarios que mueven el aparato económico, que mueven el empleo, que mueven lo que los grandes empresarios y los grupos de poder no mueven, porque viven de la especulación, no de la producción; viven de robar, no de producir; viven de extorsionar, no de compartir ideas y de compartir trabajos.

Viven como viven, impunemente, porque a ellos también los necesitan las transnacionales, porque ellos son capataces; ellos trabajan para las transnacionales… porque esos sí tienen más poder que ellos; tienen a CNN, tienen a Fox News, ellos no tienen los periodiquitos que hacen en nuestros países, que son pasquines; tienen medios donde, a través de esos medios, los destruyen también. Y tienen visados, y tienen cuentas de dineros robados, en Miami… entonces, ellos tienen que obedecer a una voz, para seguir teniendo privilegios. Esas son nuestras oligarquías.

también te puede interesar