Internacionales

Soldados hondureños asaltan y clausuran emisoras de radio y televisión

Se trata de Radio Globo y el Canal 36, únicos medios que daban cobertura a las protestas de la resistencia a los golpistas y fueron las primeras acciones tras la declaración de estado de sitio en el país por parte del gobierno de facto

Canal 36 de Honduras
Soldados hondureños asaltan y clausuran emisoras de radio y televisión | AFP

Redacción Central |

Se trata de Radio Globo y el Canal 36, únicos medios que daban cobertura a las protestas de la resistencia a los golpistas y fueron las primeras acciones tras la declaración de estado de sitio en el país por parte del gobierno de facto
» Hondureños siguen protestando
» Golpistas atacan embajada de Brasil

Soldados hondureños asaltaron en horas de la madrugada de este lunes la emisora Radio Globo y el Canal 36 de la televisión, detuvieron a varios de sus trabajadores y cerraron las transmisiones de esos medios de difusión.

Amparándose en el estado de sitio decretado por el presidente de facto, Roberto Micheletti, los militares sacaron del aire a las dos únicas emisoras que daban cobertura a las protestas diarias de  la población en las calles contra el golpe de Estado ocurrido en la nación centroamericana el pasado mes de junio.

 Las últimas imágenes transmitidas por el Canal 36 mostraron un fuerte cordón policial frente a Radio Globo, mientras soldados y policías cargaban los equipos de la emisora en una camioneta ligera.

El conductor del programa, que también se emitía por Radio Globo, Eduardo Maldonado, abandonó la transmisión y comenzó a emitir música sacra, en solidaridad con los medios clausurados.

“Tengo todo un guión noticioso, pero hay noticias que no se pueden transmitir. Hay una mordaza”, dijo Maldonado y salió de cámara.

La suspensión de garantías constitucionales por 45 días dictaminada por Micheletti incluye la prohibición de reuniones y actos políticos, y liquida la libertad de expresión; todo lo cual hace suponer un incremento aún mayor de la represión contra el movimiento popular que demanda el retorno al hilo constitucional y el regreso al poder del presidente legítimo, Manuel Zelaya.

Desde la embajada brasileña donde se encuentra,  Zelaya declaró que el régimen se dispone a asesinarlo invadiendo la sede diplomática y aparentando un suicidio.  “Yo le digo al pueblo que Manuel Zelaya no se suicida”, afirmó.

Pidió a la comunidad internacional diseñar mecanismos para evitar los golpes de estado en el mundo, a los que calificó de “crímenes de lesa patria”.

Hay una represión brutal contra el pueblo. El golpe de Estado trajo épocas negras para los derechos humanos y las libertades públicas, y el mandamás de turno se atrevió a suprimir y controlar absolutamente los derechos constitucionales, pero el pueblo es valiente y resistirá. Que Dios nos proteja”, subrayó.

El sacerdote católico salvadoreño Andrés Tamayo, activista del movimiento de Zelaya y quien también se encuentra en la embajada brasileña, anunció que los campesinos de todas partes del país se dirigen a Tegucigalpa para concentrarse allí y lograr la caída de Micheletti.

Se trata de una respuesta al llamado de Zelaya a lograr una gran concentración en la capital para lo que llamó la ofensiva final contra la dictadura.

El régimen no permitió el domingo el ingreso a Honduras de un grupo de empleados de la Organización de Estados Americanos (OEA), que venía a preparar el arribo de una misión de cancilleres latinoamericanos para impulsar gestiones pacificadoras.

 Micheletti suspendió por 45 días libertades individuales  y garantías contenidas en la Constitución, permitiéndole a las autoridades prohibir cualquier reunión pública no autorizada, arrestar a la gente sin necesidad de una orden judicial y cerrar los medios noticiosos que los golpistas supongan que alteran la paz y el orden.

Este virtual estado de sitio incrementó así las disposiciones  impuestas desde hace más de tres meses, cuando los militares derrocaron a Zelaya el 28 de junio y lo enviaron al exilio a Costa Rica.

El Frente Nacional contra el Golpe de Estado tiene programadas para este lunes, cuando se cumplen tres meses del golpe militar que derrocó a Manuel Zelaya, manifestaciones en todo el país.

Las protestas fueron acordadas ayer en una asamblea con las bases y el coordinador general del Frente, el líder sindical Juan Barahona, el cual dijo que la marcha se realizará con o sin toque de queda.

Radio Globo y Cholusat Sur fueron cerrados horas antes de que los partidarios de Zelaya marcharan por Tegucigalpa en lo que el ex mandatario llamó una “ofensiva final” para restituirlo en el poder.

Al mismo tiempo,  Micheletti ha indicado que la Embajada de Brasil perderá su estatus diplomático en 10 días si no define la situación en que se encuentra el presidente depuesto, Manuel Zelaya.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, condenó la decisión de las autoridades hondureñas de impedir la entrada al país de la comitiva de la OEA, cuya misión era preparar la visita de varios cancilleres y del propio Insulza.

también te puede interesar