Internacionales

Fabricantes de balas no dan abasto en Estados Unidos

Los norteamericanos rompen el record de compra de municiones para sus armas particulares ante la inseguridad existente en el país pero, además, ls enormes cantidades dedicadas a sostener las guerras en Iraq y Afganistán inciden en la actual escasez

Balas
Fabricantes de balas no dan abasto en Estados Unidos. | Internet

Redacción Central |

Los norteamericanos rompen el record de compra de municiones para sus armas particulares ante la inseguridad existente en el país pero, además, ls enormes cantidades dedicadas a sostener las guerras en Iraq y Afganistán inciden en la actual escasez

La inédita noticia fue recogida por las agencias cablegráficas internacionales y devino botón de muestra de la situación de inseguridad existente en la sociedad  estadounidense y de la fuerte incidencia de las guerras de Iraq y Afganistán  :  las fábricas de municiones en Estados Unidos no dan abasto a la demanda de balas por la población.

Poco hay que agregar al siguiente cable emitido por la AP:

NUEVA ORLEANS (AP) _ Los fabricantes de balas trabajan a destajo, siete días a la semana, y no se dan abasto para satisfacer la demanda de municiones del pueblo estadounidense.

Los polígonos de tiro, los comerciantes de armas y los fabricantes de balas dicen que nunca han visto una escasez semejante. Las balas, especialmente para pistolas, escasean desde hace meses porque los entusiastas de las armas están aprovisionándose de municiones.

Eso se debe en parte al temor a que el presidente Barack Obama y el Congreso dominado por los demócratas aprueben una legislación contra las armas, aunque no se ha propuesto nada específico y el mes pasado el presidente firmó una ley que permite portar armas cargadas en los parques nacionales.

Las ventas de armas aumentaron cuando quedó claro que Obama sería elegido presidente hace un año, y siguieron subiendo durante sus primeros meses en el cargo. El Sistema Nacional de Inspecciones de Antecedentes Penales del FBI reportó que 6,1 millones de inspecciones para solicitudes de ventas de armas se emitieron entre enero y mayo, un aumento del 25,6% respecto del mismo período un año antes.

Eso va a causar un aumento en las ventas de municiones”, comentó Larry Keane, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Nacional de Deportes de Tiro, una asociación que representa unos cinco mil  miembros.   Sin balas, una pistola no es más que un pisapapeles”.

La escasez para deportistas difiere de la falta de municiones para algunas fuerzas policiales registrada este año, causada por un aumento en el consumo de municiones utilizadas por los militares en Irak y Afganistán.

Estamos trabajando extra y ni siquiera así podemos satisfacer la demanda”, dijo Al Russo, vocero de la Remington Arms Company, con sede en Carolina del Norte, que fabrica balas para fusiles, pistolas y escopetas.   Hemos tenido que agregar un cuarto turno y trabajar 24 horas al día y siete días por semana. Es un fenómeno que no había visto antes en mis 30 años en el negocio”.

Los estadounidenses compran habitualmente unos 7 mil  millones de balas y cartuchos por año, según la Asociación Nacional de Portadores de Armas. El año pasado la cifra subió a unos 9 mil millones, dijo la portavoz de la asociación, Vickie Cieplak.

también te puede interesar