Internacionales

Represión golpista mató a tres manifestantes en Honduras

La denuncia la hizo el dirigente campesino Rafael Alegría mientras continúan la represión en distintas zonas de Tegucigalpa, se reportan 174 detenidos y 24 heridos y una patrulla policial fue incendiada por la población

Honduras
Represión golpista mató a tres manifestantes en Honduras | Reuters

Redacción Central |

La denuncia la hizo el dirigente campesino Rafael Alegría mientras continúan la represión en distintas zonas de Tegucigalpa, se reportan 174 detenidos y 24 heridos y una patrulla policial fue incendiada por la población
» Siguen las protestas contra los golpistas en barriadas hondureñas
» Llaman en Honduras a mantener la resistencia en defensa del orden constitucional

La represión en Honduras cobró hoy tres muertos entre opositores al golpe de Estado, denunció en Tegucigalpa Rafael Alegría, dirigente campesino de ese país centroamericano.

Alegría declaró a la emisora Radio Globo, en medio del tenso clima desatado, que dos de las víctimas perdieron la vida a causa de la intoxicación con los gases lacrimógenos empleados por los militares y policías.

Una tercera persona, dirigente del sindicato de empleados del Instituto Nacional Agrario, murió por impacto de bala, de acuerdo con el dirigente del Frente Nacional contra el golpe de Estado, señaló Prensa Latina.

Policías y soldados encapuchados mantienen un anillo de seguridad en un perímetro de tres kilómetros alrededor de la embajada brasileña.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, comisario Orlin Cerrato dijo a la AP que en el desalojo resultaron golpeados dos policías y fueron detenidas 174 personas que serán procesadas por desorden y vandalismo. Afirmó que desconoce sobre golpeados entre los manifestantes.

Sin embargo, un médico entrevistado por  radio Globo informó que, en el hospital público Escuela, el más grande de la ciudad fueron atendidas 18 personas con golpes. Y otra fuente de la resistencia elevó a 24 los heridos.

Antonio López, vigilante de una residencia cercana a la embajada brasileña dijo que   los policías, con sus rostros cubiertos, les arrojaron gases lacrimógenos y entraron con todo y  apalearon  a los manifestantes,  agregó.

Esto parece una zona de guerra o un gran basurero con bolsas plásticas y desperdicios, todo está destruido , señaló. En la calle quedaron decenas de motocicletas abandonadas, así como numerosos autobuses y automóviles con los vidrios quebrados.

Los zelayistas retuvieron una patrulla policial en las cercanías durante dos horas y la incendiaron, agregó el informante..

El gobierno de facto decretó la víspera un toque de queda por 26 horas, que concluye a las 6 de la tarde del martes y el cual fue desafiado por los seguidores del mandatario derrocado por un golpe de Estado el 28 de junio.

Si los manifestantes continúan protestando, se podría establecer un estado de sitio en Honduras , afirmó el ministro de Defensa de facto, Alfredo Lionel Sevilla, a la cadena local de radio HRN.

El encargado de negocios de la embajada brasileña en Tegucigalpa, Francisco Catunda Resende, informó a la cancillería de su país que le cortaron los servicios de agua, teléfono y electricidad y  actualmente están usando un generador a base de diesel..

Agregó que la embajada contactó a su homóloga de Estados Unidos para pedir diesel y seguridad, en caso de que sea necesario e informó  que unas 70 personas permanecen dentro de la embajada junto a Zelaya.

Un fotógrafo de AP que está dentro de la sede diplomática dijo que miembros de policía y el ejército entraron a una casa contigua a la embajada y caminaron por el techo de la misma.

La embajada de Brasil en esta capital podría ser allanada por proteger a Zelaya, dijo a periodistas el asesor de la cancillería de facto, Mario Fortín, pero posteriormente el propio jefe del gobierno de facto, Roberto Micheletti, aseguró respetará la inviolailidad de la sede diplomática.

Desde Nueva York, los presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y de España, José Luis Rodríguez Zapatero, hicieron hoy un firme llamamiento a los golpistas para que respeten la integridad de la Embajada brasileña en Tegucigalpa y la vida del derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, refugiado en ella.

Lula y Zapatero se reunieron en Nueva York para analizar la situación que atraviesa Honduras, según explicó a los medios de comunicación el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel  Angel Moratinos.

Mientras tanto, el candidato presidencial hondureño por el derechista Partido Nacional, Porfirio Lobo, anunció hoy la posibilidad de retirar su apoyo al régimen de facto.

No vamos a acompañar ninguna actitud intransigente que signifique generar más conflicto , dijo Lobo, quien hasta ahora había respaldado el golpe de Estado y la asunción al poder de la dictadura de Roberto Micheletti.

El candidato instó a Micheletti a dialogar con el presidente Manuel Zelaya, quien regresó al país la víspera, casi tres meses después de que militares encapuchados lo sacaran a la fuerza hacia Costa Rica.

En declaraciones al canal 5 de la televisión, Lobo precisó que  si no hay una actitud flexible, congruente, con el diálogo, pues lógicamente el compromiso con Micheletti termina allí.

La posición de Lobo contrasta con la asumida hace apenas unos días en Costa Rica, donde firmó una declaración junto a otros candidatos en la cual pedía reconocimiento para los golpistas y descartaba el retorno del mandatario

Brasil no tolerará ninguna acción en contra de su embajada en la capital de Honduras por haber dado refugio al depuesto presidente Manuel Zelaya luego de su regreso al país, dijo  el canciller brasileño, Celso Amorim.

En declaraciones a periodistas en Nueva York, Amorim agregó que Brasil está considerando solicitar una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para discutir sobre la seguridad de la misión diplomática brasileña en Honduras.

A la vez, el comisario de la Policía David Molina dijo a los periodistas que alrededor de un centenar de personas fueron detenidas por “irrespetar el toque de queda”, que entró en vigor a las 16.00 horas locales del lunes (22.00 GMT), mientras que otras 49 fueron arrestadas por participar en disturbios.

Molina indicó que las personas detenidas permanecen en un estadio de béisbol de la Villa Olímpica, en el extremo oriental de la capital hondureña, lo cual hizo recordar igual procedimiento usado por la dictadura de Augusto Pinochet en Chile  en ocasión del golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende.

Las protestas de los seguidores de Zelaya siguen en varias zonas de la ciudad y en algunos barrios cercanos a  donde se localiza la embajada de Brasil, la Policía dispersó otra manifestación tras el desalojo violento de centenares de manifestantes que estaban frente a la legación diplomática suramericana.

Los disturbios registrados hoy han dejado decenas de vehículos con cristales rotos y neumáticos pinchados. .También daños en residencias particulares, restaurantes de comidas rápidas y otros comercios y edificios, mientras que un vehículo policial fue incendiado

“Vine pacíficamente y desarmado y hemos sido recibidos prácticamente a balazos, los he invitado al diálogo y nos contestan con metralletas, nos contestan tirando gas a la embajada para dispersar al pueblo, afectando, hiriendo con disparos”, declaró a un periodista el presidente Zelaya..Dos bombas lacrimógenas cayeron dentro de la sede diplomática, de acuerdo con un testigo.

A través de Radio Globo, decenas de hondureños reportaban la presencia de grupos de agentes de la Policía Preventiva o de la Policía Antidisturbios, que sin discriminación alguna, lanzaban decenas de bombas lacrimógenas contra los manifestantes que, de forma espontánea, salían a las calles de sus colonias a protestar contra el régimen de facto.

Los grupos de manifestantes, que aparecen repentinamente en una colonia de Tegucigalpa y luego reaparecen en otra, insisten en que no cesarán en sus protestas, luego de sufrir la violenta represión  frente a la Embajada de Brasil, y sostienen llamados a sumarse a las manifestaciones hasta la restitución del orden constitucional.

Distintos oyentes de Radio Globo denunciaron que elementos de civil igual que militares, en ambos casos con la cara cubierta, se movilizan fuertemente armados en automóviles estatales y en muchos casos de particulares, que se unen a la represión contra el pueblo hondureño, utilizando balas de goma y gases lacrimógenas.

En Radio Globo permanece un muchacho hondureño de 14 años, quien fue atacado por un grupo de policías, los cuales utilizaron un “tolete” con clavos, en estado delicado, al que los oficiales reclaman que lo entreguen.

El muchacho, un estudiante de secundaria, fue atacado y salvajemente herido, porque para su desgracia se desplazaba por una de las calles del centro de la ciudad, cuando se produjo el desalojo de los manifestantes frente a la embajada de Brasil, aunque no participaba en la protesta..

Por su lado, el presidente constitucional Manuel Zelaya, en entrevista en directo a Radio Globo, reiteró que resistirá la presión del gobierno golpista, pese a que la sede diplomática brasileña carece de alimentos, de agua, energía eléctrica y teléfonos, y centenares de militares la mantienen rodeada, para impedir nuevas manifestaciones de apoyo.

Zelaya indicó que su mensaje a los hondureños es de “que se organicen” para continuar en la resistencia contra el golpe de estado y volver a restablecer el orden constitucional, “porque nadie va a venir a dar la lucha, son los hondureños los que deben luchar por su democracia y libertad”, lucha que han dado durante “estos 87 días de haber usurpado el poder”.

El gobierno de Nicaragua expresó  su apoyo a la presencia en Honduras del derrocado presidente Manuel Zelaya y sostuvo que el mandatario de facto, Roberto Micheletti, “tiene todas las de perder” en el conflicto.

En declaraciones al canal 12 de televisión , el vicecanciller nicaraguense, Manuel Coronel Kautz, dijo que la decisión de Zelaya de regresar sorpresivamente a Honduras “pone en mayores dificultades al gobierno golpista”.

“Está compleja la cosa, (pero) creo que tiene todas las de perder el gobierno de facto”, declaró el funcionario en la primera reacción del gobierno de Daniel Ortega a los últimos sucesos en Honduras.

Recordó que Nicaragua ha apoyado la restitución de Zelaya, detenido y expulsado del país por militares el pasado 28 de junio, episodio que “ha encontrado el rechazo de la comunidad mundial”.

Dijo que la presencia de Mel” Zelaya en Honduras “compromete más al gobierno de Costa Rica y a Oscar Arias, porque el presidente costarricense propuso un plan que en el fondo fracasó.

Coronel Kautz también cuestionó la decisión del gobierno de facto de decretar toque de queda y cierre de aeropuertos, después de anunciarse una visita del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

también te puede interesar