Internacionales

Tensión en Honduras tras regreso del presidente Manuel Zelaya

Gobierno de facto implantó el toque de queda, ordenó el cierre de los aeropuertos y dijo que Brasil debe entregar a Zelaya, quien se encuentra en la embajada de ese país en Tegucigalpa, mientras miles de personas reclaman en las calles la salida de los golpistas del poder

Manuel Zelaya en Honduras
Festejos por el regreso de Manuel Zelaya a Honduras | Getty Images

Redacción Central |

Gobierno de facto implantó el toque de queda, ordenó el cierre de los aeropuertos y dijo que Brasil debe entregar a Zelaya, quien se encuentra en la embajada de ese país en Tegucigalpa, mientras miles de personas reclaman en las calles la salida de los golpistas del poder
» ALBA llamó a gobiernos del mundo a presionar para regreso de Zelaya a su cargo
» Presidente Manuel Zelaya retornó a Honduras
» Presidente Zelaya en la embajada de Brasil en Tegucigalpa
» Llamó Zelaya al pueblo a congregarse frente a la embajada de Brasil

El gobierno de facto impuesto en Honduras implantó el toque y ordenó el cierre de los aeropuertos como respuesta a la llegada a territorio hondureño del presidente legítimo del país, Manuel Zelaya.

Zelaya entró clandestinamente a Honduras tras dos días de viaje por vía terrestre, incluyendo zonas montañosas, y acompañado por cuatro de sus seguidores, según se informó.

Desde la sede diplomática brasileña reclamó un diálogo nacional con presencia de organismos internacionales para lograr el retorno al hilo constitucional roto con el golpe de Estado del pasado 28 de junio.

En la embajada, sostuvo reuniones con representantes de los organismos sociales y del Frente contra el Golpe de Estado en Honduras, además de ofrecer declaraciones a periodistas nacionales y extranjeros, asegurando que nunca más podrán sacarlo de Honduras.

Tras intentar inútilmente negar la presencia del mandatario en la nación centroamericana, el jefe del régimen de facto, Roberto Micheletti, ordenó el toque de queda y el cierre de los aeropuertos intentando así detener las concentraciones populares registradas frente a la embajada brasileña, la sede de la ONU en la capital hondureña y las manifestaciones de apoyo a Zelaya en otros lugares del paìs.

Paralelamente, reclamó al gobierno de Brasil la entrega del Jefe de Estado legítimo para detenerlo y presentarlo ante los tribunales, petición ignorada por Brasilia que ratificó su  rechazo al golpe de Estado y el apoyo a Zelaya.

Mientras tanto, la Organización de Estados Americanos, en reunión extraordinaria, destacó la “acción de valentía” del presidente y reafirmó el Acuerdo de San Josè como la vía para el retorno a la constitucionalidad, éste último punto de su declaración  sin el voto favorable de las representaciones de Nicaragua y Venezuela.

En una transmisión televisiva de la sesión, se pudo conocer que el embajador nicaragüense ante la OEA,  informó que Zelaya había comunicado al presidente Daniel Ortega, que no apoyaba dicho Acuerdo como solución en estos momentos a la crisis en Honduras.

La resolución del organismo sobre el caso de Honduras, anunció que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, viajará este  martes, junto a otros cancilleres, con carácter de urgencia a Tegucigalpa.

Como segundo punto, exigió al gobierno de facto que le suministre la seguridad necesaria al presidente legítimo, Manuel Zelaya, y en tercer lugar, hizo un llamado a la población hondureña para que mantenga la calma.

El documento “exige a las autoridades de facto asegurar la vida y la integridad del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, así como que se le de “un trato ajustado a su alta investidura”.

El toque de queda rige desde las 16H00 locales (22H0 GMT) hasta las 07H00 locales (13H00 GMT), dio a conocer el Ejecutivo ilegítimo en una cadena de radio y televisión.

Esta información había sido confirmada minutos antes por el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton Matos.

“La dictadura hondureña acaba de ordenar el toque de queda en Honduras”, dijo Chaderton Matos en la sesión extraordinaria de la OEA

La enviada especial de teleSUR a Honduras Adriana Sívori, informó que las fuerzas militares se encuentran en los alrededores de la embajada brasileña para replegar a los manifestantes, pese a que, constantemente, siguen llegando más personas desde varias ciudades del interior del país centroamericano.

Helicópteros de la fuerza armada hondureña sobrevolaron la embajada de Brasil en Tegucigalpa para vigilar la presencia de los manifestantes en apoyo al presidente Zelaya

Sívori, ha informado que un trabajador de Radio Globo ha sido víctima de presión por parte de fuerzas militares hondureñas para dejar de informar sobre todo lo ocurrido en el país en las últimas horas.

Alrededor de 20 hombres armados y encapuchados han llegado a casa de este comunicador para amedrentar a su familia de continuar ejerciendo su profesión y continuar informando todo lo ocurrido en la nación centroamericana. El periodista ha denunciado que teme por la vida de sus familiares.

Igualmente, Sívori informó que la comunicación telefónica interna en el país ha sido difícil pues las empresas operadoras de telefonía cortan las llamadas, lo que dificulta el manejo de la información sobre lo que ocurre en el país.

Los manifestantes han afirmado que estarán en la calle el tiempo necesario para proteger la integridad del Presidente y dijeron estar sumamente preocupados por lo que pueda pasar en las próximas horas, concluyó Sívori.

El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, dijo este lunes que nadie lo vuelve a sacar de su país.

“A partir de ahora nadie nos vuelve a sacar de aquí, por eso nuestra posición es patria, restitución o muerte”, enfatizó Zelaya ante miles de hondureños que permanecen apostados frente a la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

 La secretaria de Estado, Hillary Clinton, celebró hoy el regreso a Honduras del presidente constitucional Manuel Zelaya en pos de resolver la crisis.

La jefa de la diplomacia norteamericana, que nunca ha tomado acciones fuertes pasra obligar a los golpistas a entregar el poder,  remarcó ahora que la decisión  del mandatario hondureño, víctima de un golpe de Estado en junio último, es una oportunidad para terminar con las irregularidades políticas en Honduras.

Según Clinton, ahora Zelaya y el gobierno de facto deben hallar una manera para iniciar el diálogo y evitar que la violencia alcance las calles en la nación centroamericana.

El canciller brasileño Celso Amorín dijo en Washington que su país no tuvo ninguna participación en la llegada de Zelaya a Honduras y que éste entró a la embajada desarmado y junto a su esposa.

Esperamos que esto abra una nueva etapa en las negociaciones y que una nueva solución basada en la Constitución pueda lograrse , manifestó.

Recordó que la posición de su gobierno siempre ha sido muy clara en repudiar el golpe de Estado y en apoyar el regreso del presidente Zelaya rápida y pacíficamente .

Si algo le pasa al presidente Zelaya o a nuestra embajada será una violación al derecho internacional , advirtió.

Zelaya dijo que intenta contactar al gobierno interino. A partir de ahora empezamos a buscar el diálogo… hago un llamado a las fuerzas armadas para que no derramen sangre inocente , dijo en una entrevista telefónica con la AP.

Es hora de que bajen los fusiles , afirmó.

también te puede interesar