Internacionales

Indígenas hondureños custodian la embajada de Venezuela en Tegucigalpa

Quieren impedir con su presencia solidaria la expulsión del encargado de negocios de la sede diplomática ordenada por el gobierno de facto

Tegucigalpa
Indígenas hondureños custodian la embajada de Venezuela en Tegucigalpa | Reuters

Redacción Central |

Quieren impedir con su presencia solidaria la expulsión del encargado de negocios de la sede diplomática ordenada por el gobierno de facto

Unos 30 hombres, mujeres y niños de la etnia lenca de Honduras son los guardianes de la embajada de Venezuela en Tegucigalpa, donde  un diplomático se mantiene desafiando la orden de expulsión que, hace más de un mes, emitió el gobierno de facto.

Armados sólo de sus razones y su lealtad al depuesto presidente Manuel Zelaya, los indígenas permanecen en la parte exterior de la residencia diplomática, sentados directamente sobre la acera o en rústicas esteras que amortiguan la dureza del piso.

Bajo un toldo, una mesa con utensilios de cocina evidencia que allí mismo se preparan y consumen los alimentos, para no tener que abandonar la vigilia en ningún momento.

“Estamos aquí por solidaridad con el pueblo venezolano, porque este gobierno golpista (de Roberto Micheletti) quiere expulsar a los compañeros (diplomáticos)”, explico a la AFP Juan Vásquez, que actúa de improvisado vocero del grupo.

En el interior de la embajada se encuentra el encargado de negocios Ariel Vargas, luego de que el 21 de julio, el régimen de facto ordenara la salida de todo el personal diplomático venezolano de Honduras en represalia por las críticas del presidente Hugo Chávez al golpe de Estado.

Caracas mantiene a Vargas al frente de la legación para hacer patente que no reconoce al gobierno de Micheletti.

“Y nos solidarizamos con ellos porque nunca nadie se había solidarizado con nosotros los lencas como Venezuela, a través del ALBA”, explica Vásquez.

también te puede interesar