Internacionales

Inminente ruptura de relaciones de Venezuela con Colombia, dijo Chávez

Esa burguesía colombiana nos odia y ya no hay posibilidad de un abrazo, agregó

Hugo Chávez
Inminente ruptura de relaciones de Venezuela con Colombia, dijo Chávez | Reuters

Redacción Central |

Esa burguesía  colombiana nos odia y ya no hay posibilidad de un abrazo, agregó

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró que la ruptura definitiva de relaciones con Colombia va a ocurrir, debido a las afrentas que sufre su país por parte de la administración de Bogotá.

“Hay que preparar la ruptura de relaciones con Colombia (…) eso va a suceder”, declaró el mandatario y agregó que ya no hay posibilidad alguna de reconciliación con su homólogo, Álvaro Uribe. “Ya no hay aquí posibilidad de un abrazo (…) es imposible”, añadió.

Durante un acto en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno, Chávez calificó como cínicas a las autoridades de Colombia.

El presidente Uribe y sus principales voceros acusaron a Caracas de injerencia por la preocupación pública que ha manifestado sobre el acuerdo militar con Estados Unidos para la instalación de siete bases estadounidenses en su territorio.

“Ahora nos acusan a nosotros de injerencia (…) ¡que Gobierno tan cínico, tan inmoral! (…) Vayamos preparándonos, porque esa burguesía colombiana nos odia y ya no hay aquí posibilidad de un retorno o un abrazo, esas siete bases yanquis son una declaración de guerra contra la Revolución “, sostuvo.

Luego aseguró que desde muchos sectores colombianos le piden entrevistas, especialmente movimientos sociales, “a los que están golpeando con la excusa de luchar contra el terrorismo y el narcotráfico”.

Denunció que el Estado colombiano se ha convertido en un narcoestado, por lo que no le interesa erradicar este mercado ilegal de estupefacientes, pues sustenta su economía. “El Estado colombiano no está interesado para nada en que se acabe el narcotráfico, ese es un narcoestado, Colombia tiene una narcoeconómia que se puede demostrar en cifras”, denunció.

“Colombia se transformó en un narcoestado y en una base de operación yanqui que nos amenaza a nosotros y a todo el continente”, continuó.

El pasado 14 de agosto, Colombia y Estados Unidos anunciaron que las negociaciones para la instalación de las bases estadounidenses, habían concluido.

El acuerdo incluye la presencia de militares estadounidenses en siete bases colombianas y ha sido calificado como un peligro y un factor de desestabilización por los países suramericanos, que abordaron el tema en la reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) realizada a principios de mes en Quito, Ecuador, y a la que el Jefe de Estado de Colombia, Álvaro Uribe se negó a asistir.

Según el nuevo convenio militar entre Colombia y EE.UU. dos bases del Ejército Nacional y dos de la Armada, se sumaron a las tres de la Fuerza Aérea en las que ya se sabía que iba a haber operación de militares de Estados Unidos, de esta manera las bases de Cartagena, Larandia (Caquetá), Tolemaida (Cundinarca), Málaga, en el Pacífico son las nuevas que se suman a Apiay (Meta), Palanquero (Cundinamarca) y Malambo (Atlántico).

“Esas siete bases son una declaración de guerra contra la revolución bolivariana y así lo asumimos”, consideró Chávez.

Uribe ha tratado de justificar a través de los medios de comunicación la presencia de los marines en su país, afirmando que supone una “fase mejorada del Plan Colombia” y que fortalecerá la lucha contra los grupos irregulares, explicación que no ha convencido a sus homólogos regionales, quienes han exigido más transparencia y claridad.

Uno de los países que ha mostrado su preocupación ante el citado Acuerdo de

Seguridad es Venezuela, que ha alertado sobre “los vientos de guerra que comienzan a soplar en la región” tras la instalación de las bases.

Entre las razones que ha presentado Venezuela para oponerse a la instalación de tropas y equipos militares estadounidenses en bases colombianas, es la violación del espacio aéreo de su nación y las tareas de espionaje que podrían realizarse y que colocarían al país en un estado de vulnerabilidad.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha enfatizado que Estados Unidos (EE.UU.) será el que tome el mando de las acciones militares en Colombia, y que ni el mismo Uribe podría controlarlas, incluso aquellas que se ejecuten con el mismo Ejército colombiano.

“Se está formando un cuadro severo de amenazas contra Venezuela desde Colombia con la participación del alto gobierno y de los militares”, denunció Chávez.

Por su parte, el presidente boliviano, Evo Morales, afirmó que EE.UU. quiere usar bases militares en Colombia contra los “procesos revolucionarios que se gestan en América” y no para combatir a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) o al narcotráfico, como se ha pretendido hacer entender.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó como un peligro y una preocupación para la región la presencia de militares estadounidenses en las bases de Colombia por lo que sugirió tratar este tema en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Unasur que se realizó en Quito.

Al respecto, el  mandatario de Ecuador indicó que su país es uno de los que más sufre las consecuencias de un problema que no es de ellos, compartir frontera con una nación “que se desangra en una guerra civil de hace 50 años , siete años de fumigaciones, bombardeos y 300 mil desplazados”.

también te puede interesar

Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo

Año 2018 UNIDOS EN VICTORIAS

La Prioridad de este Año, es, precisamente, el fortalecimiento de la Unidad Sandinista, y de la Unidad Nacional, para continuar librando todas las...