Internacionales

Centrales sindicales hondureñas convocaron a paro general de 48 horas

Nueva marcha antigolpista recorrió las calles de Tegucigalpa y recibió el apoyo a su paso de trabajadores que ocupan distintas instituciones

Tegucigalpa
Centrales sindicales hondureñas convocaron a paro general de 48 horas | Reuters

Redacción Central |

Nueva marcha antigolpista recorrió las calles de Tegucigalpa y recibió el apoyo a su paso de trabajadores que ocupan distintas instituciones

Las tres centrales sindicales de Honduras convocaron  a un nuevo paro general de 48 horas del sector público como parte de la resistencia popular contra el golpe militar del pasado 28 de junio.

El magisterio hondureño confirmó también que warw jueves retornará a las acciones de resistencia convocadas por el Frente Nacional contra el golpe de Estado.

La Federación de Organizaciones Magisteriales (FOMH), tras varias semanas en huelga en reclamo de la restitución del orden constitucional y del presidente Manuel Zelaya, decidió regresar a las aulas los lunes, martes y miércoles, en un esfuerzo de evitar la pérdida del curso escolar.

El presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores, Juan Barahona, explicó a Prensa Latina que el paro del jueves y viernes fue acordado  en una asamblea de las organizaciones sindicales.

La lucha no se detiene, vamos a seguir adelante, pese a la represión de las fuerzas armadas y la policía, hasta lograr la victoria del pueblo, dijo.

Los gremios del magisterio explicaron que durante los días en las aulas, aprovecharán también para explicar a alumnos y padres de familia la importancia de recuperar el estado de derecho, roto por la asonada militar.

El magisterio, las centrales sindicales, organizaciones femeninas, de campesinos, juveniles, estudiantiles y partidos progresistas forman el Frente Nacional contra el golpe de Estado.

Esa plataforma intensificó sus acciones de resistencia, que cumplieron este miércoles  53 jornadas consecutivas, con una marcha en la mañana y una larga caravana de vehículos desde la tarde hasta la noche.

Varios miles de personas se congregaron  ante la Universidad Pedagógica Nacional y luego caminaron por importantes avenidas hasta la sede de la embajada de Estados Unidos.

En su camino, pasaron frente al Instituto Nacional Agrario, donde los campesinos que lo ocupan desde el día del golpe militar del 28 de junio pasado salieron con sus machetes en alto para ratificar su repudio a la asonada.

Barahona dijo que la prolongada lucha de los hondureños ha desmoralizado a los golpistas y subrayó que la victoria del pueblo continúa acercándose.

Una caravana de vehículos de varios kilómetros de largo recorrió gran parte de la ciudad y a su paso fue saludada por los vecinos de barriadas populares, estudiantes y otras personas que salieron a las calles.

En varios colegios, los alumnos y los docentes salieron a las aceras para saludar a la caravana, desde donde se escuchaban vivas al combativo gremio del magisterio, que  retorna a la huelga luego de tres días de clases.

Por otra parte, el presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, volvió a señalar la “tibieza” mostrada por su homólogo norteamericano, Barack  Obama ante la intransigencia de los golpistas y la represión al pueblo y reclamó una mayor dureza de Washington en relación al gobierno de facto.

también te puede interesar