Internacionales

Tratado sobre clima amenaza con estancarse

Ello puede suceder si los países ricos no se comprometen en Copenhague en la reducción de emisiones de CO2 antes de 2020

Conferencia de Copenhague
Tratado sobre clima amenaza con estancarse | AP

Redacción Central |

Ello puede suceder si los países ricos no se comprometen en Copenhague en la reducción de emisiones de CO2 antes de 2020

El tratado sobre el clima corre el riesgo de estancarse si los países ricos no se comprometen en Copenhague en la reducción de emisiones de CO2 antes de 2020, estimó el principal responsable del clima de la ONU en vísperas de una nueva sesión de negociaciones en Bonn la próxima  semana.

La ausencia de tales compromisos “destruirá la razón de ser de la conferencia de Copenhague”, declaró Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático.

Las persistentes divergencias sobre el alcance de las reducción de las emisiones de gas con efecto invernadero (GES) representan un punto de fricción importante en las negociaciones y abren una brecha entre los países ricos y los pobres.

Para los países emergentes o en vías de desarrollo, la responsabilidad histórica del calentamiento del planeta es de los Estados industrializados, concretamente de Estados Unidos, Japón y la Unión Europea (UE), que tienen así la obligación moral de luchar contra los desarreglos climáticos.

Los países ricos reconocen esa responsabilidad pero desean que las naciones emergentes como China, Brasil e India tomen una parte más activa en esa lucha.

Este “problema de la gallina y el huevo”, como dicen algunos delegados de las negociaciones climáticas, ha conducido hasta ahora a la parálisis.

El miércoles, el principal responsable de las negociaciones sobre el clima de China, Yu Qingtai, reafirmó que Pekín exige a los países industrializados  que se comprometan a una reducción de las emisiones de GES del 40% de aquí a 2020 en relación a 1990.

Los pequeños países insulares, reunidos la semana pasada en Australia en el Foro de las Islas del Pacífico y al que también asistió De Boer, fijaron la barrera en al menos un 45% de reducción para los países desarrollados.

también te puede interesar