Internacionales

Un golpista hondureño y un banquero nica acusado de ladrón se reúnen en Honduras

El viaje a Tegucigalpa de de Eduardo Montealegre para brindar apoyo al jefe golpista Roberto Micheletti fue señalado también como una nueva jugada del Departamento de Estado norteanericano para tratar de dar viso de legalidad al gobierno de facto

Eduardo Montealegre
Un golpista hondureño y un banquero nica acusado de ladrón se reúnen en Honduras. | Jairo Cajina

Redacción Central |

El viaje a Tegucigalpa de de Eduardo Montealegre para brindar apoyo al jefe golpista Roberto Micheletti fue señalado también como una nueva jugada del Departamento de Estado norteanericano para tratar de dar viso de legalidad al gobierno de facto

Eduardo Montealegre, el banquero nicaragüense sobre el que pesan  fuertes acusaciones por apoderarse de fondos del Estado durante los gobiernos neoliberales, tomo el avión y se dirigió a Honduras ara brindar su apoyo publico a la dictadura impuesta tras el golpe de Estado que rompió el hilo constitucional en esa nación.

Ignorando la realidad de que ningún país del mundo reconoce a esa administración surgida de la asonada que derrocó al presidente legítimo hondureño, Manuel Zelaya. Montealegre no escondió su admiración por el llamado Goriletti y fue capaz de demostrar emocionado su admiración por el jefe de la actual represión al pueblo hondureño.

De esta manera Montealegre si quita las caretas y muestra que está apoyando abiertamente a la dictadura represiva e inconstitucional de Honduras, en una muestra más que está decidido a realizar cualquier ilegalidad para, según él, afectar al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Montealegre, evidentemente, también piensa obtener experiencias dadas por el golpista sobre la fórmula para terminar con la democracia en un país, quizás con el oculto plan de tratar de experimentarlas después en Nicaragua.

Al parecer, olvidó o quiso olvidar las contundentes frases del comandante Daniel Ortega en el acto por el XXX Aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista, en las cuales señaló que eso es imposible aquí porque existen un Ejército y una Policía nacidos del pueblo y por lo tanto, jamás volverán sus armas contra ese pueblo del cual surgieron.

también te puede interesar