Internacionales

Estalló explosivo junto a local de Frente antigolpista hondureño

Durante sepelio de manifestante asesinado, los asistentes detuvieron a policías infiltrados e incendiaron su patrulla Zelaya reclamó al presidente Barack Obama deje de evadir el tema de la dictadura y la enfrente con fuerza para saber realmente cual es la posición de Estados Unidos en relación al golpe de Estado. Frente Nacional contra el Golpe acordó intensificar las acciones de resistencia hasta lograr la restitución del orden constitucional

Honduras
La Asamblea ratificó sus demandas de regreso incondicional al poder del presidente Manuel Zelaya y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que refunde a la nación. | daylife

Redacción Central |

» Durante sepelio de manifestante asesinado, los asistentes detuvieron a policías infiltrados e incendiaron su patrulla
» Zelaya reclamó al presidente Barack Obama  deje de evadir el tema de la dictadura y la enfrente con fuerza para saber realmente cual es la posición de Estados Unidos en relación al golpe de Estado.
» Frente Nacional contra el Golpe acordó intensificar las acciones de resistencia hasta lograr la restitución del orden constitucional

Un artefacto explosivo detonò junto al local donde sesionaba el Frente Nacional contra el Golpe de Estado de Honduras, organización que acordó intensificar la acciones de resistencia hasta lograr la restitución del orden constitucional en el país.

La bomba no causo heridos, sólo daños materiales en el edificio del Sindicato de Trabajadores de Bebidas y Similares, sede del Frente, cuando asistían a la reunión centenares de personas y el secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores dijo que la respuesta sería continuar la lucha hasta la derrota del gobierno de facto

La Asamblea ratificó sus demandas de regreso incondicional al poder del presidente Manuel Zelaya y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que refunde a la nación.

Salinas informó que se mantendrán las tomas de carreteras e instituciones públicas y las manifestaciones en todo el país, a lo cual se sumará un paro cívico nacional el jueves y viernes próximo, acordado por las tres centrales sindicales del país.

La decisión es categórica: no vamos a retroceder ni una pulgada, ni un milímetro, en esta lucha que hoy lleva 29 días consecutivos, subrayó Salinas, en medio de una gran ovación de los asistentes al acto.

Rásel Tomé, dirigente del directorio de las bases del Partido Liberal que repudian el apoyo de la cúpula partidaria al golpe, exhortó a proseguir la lucha, porque dijo- sólo el pueblo salva al pueblo.

El coordinador general del Frente y presidente de la FUTH, Juan Barahona, aseguró que el pueblo no va a renunciar al restablecimiento del Estado de Derecho, del presidente Zelaya ni a la Constituyente.

Barahona, Salinas y Tomé condenaron la represión del ejército y la policía contra los miles de personas que tratan de llegar a la frontera con Nicaragua para reunirse con Zelaya, quien prepara su retorno al país.

Poco después un serio incidente se registró durante el sepelio del joven Pedro Mandiel Muñoz, torturado y después asesinado tras su detención por la policía.

Los numerosos asistentes descubrieron la presencia de dos policías vestidos de civil, procedieron a detenerlos y desarmarlos y a incendiar la patrulla en que viajaban.

Los agentes pertenecen a la Dirección Nacional de Investigación Criminal y sólo la intervención del dirigente campesino, Rafael Alegría, recientemente liberado tras su detención en la localidad de El Paraiso, impidió que fueran linchados por la indignada multitud y apenas recibieron algunos golpes, dijo la agencia EFE.

El presidente y diputado del izquierdista partido Unificación Democrática (UD), César Ham, condenó el “brutal asesinato” de Muñoz, cometido, dijo, por “el aparato represor del régimen golpista”.

El movimiento que respalda a Zelaya declaró a Muñoz como “Héroe de la resistencia popular”, según Ham, quien enfatizó que “su sangre derramada no será en vano”.

Mientras tanto, desde Ocotal, en territorio nicaragüense, Zelaya demando al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, enfrentar con fuerza a la dictadura hondureña para saber realmente cual es la posición de Washington frente al golpe de Estado.

“Que la Casa Blanca deje de evadir el tema de la dictadura, que la enfrente con fuerza para saber realmente cuál es la posición de Estados Unidos en relación a este golpe de Estado”, agregó.

“Las relaciones internacionales y diplomáticas están desafiadas con esta dictadura que se ha instalado en Honduras”, señaló a través de un megáfono y a bordo de un vehículo para hacerse oír ante sus seguidores y los periodistas.

“El pueblo hondureño no se siente solo, se siente acompañado, pero honestamente le digo una cosa: los golpistas hoy se están burlando de los presidentes de América”, consideró.

“Quiero saber qué van a hacer los presidentes de América, porque este grupo de fascinerosos, militares golpistas, se están burlando de ellos también”, sostuvo.

Indicó que “algunos presidentes”,  no hablan de la “represión” que se sufre en su país, “sino que hablan de otros temas, pero no enfrentan las dictaduras”.

Aseguró que en su país los militares hondureños restringen las libertades públicas, de circulación, de asociación, y opinión.

El  mandatario ratificó que se mantendrá en “pie de lucha” a pesar de que los golpistas “están violando las garantías de una sociedad y los derechos humanos”.

“Esperamos que América Latina, en forma conjunta, los presidentes que no quieren les den golpes de Estado, condenen este golpe, pero que nos ayuden (también) a sacar a los dictadores para que vuelva la paz”, insistió.

Zelaya pernoctó por segundo día seguido en el municipio de Ocotal, acompañado del canciller venezolano, Nicolás Maduro, sus colaboradores y un grupo de seguidores.

El derrocado mandatario tiene previsto viajar al puesto de Las Manos, en la frontera entre Nicaragua y Honduras para intentar, por tercer día consecutivo, ingresar en su país.

El lado hondureño de la frontera se halla vigilado por miembros del Ejército y de la Policía de Honduras y los golpistas han reiterado que si Zelaya entra al país será detenido.

Por otra parte, se conoció que fuerzas policiales arremetieron contra una reportera gráfica de nacionalidad venezolana, que se encuentra en el país centroamericano cumpliendo labores periodísticas como enviada especial de la  Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) de Venezuela

Efectivos policiales , pertenecientes al departamento de tránsito No. 7 con sede en Danli (sur), a 92 kilométros de Tegucigalpa, la capital hondureña, agredieron a la reportera gráfica Wendys Olivo y otros periodistas de medios internacionales, durante la cobertura periodística de los sucesos en la mencionada localidad, donde manifestantes exigen el regreso del presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya.

La represión contra el grupo de periodistas se produjo el sábado cuando los profesionales de la comunicación social corroboraron que, en una de las celdas del destacamento policial ,se encontraba el dirigente del movimiento Vía Campesina en Honduras, Rafael Alegría, de quien se desconocía su paradero y mientras los cuerpos policiales del gobierno de facto negaban su detención.

Según Emma Grand, compañera de labores de Olivo en Honduras, la reportera gráfica recibió fuertes golpes por los funcionarios policiales, incluso siendo arrastrada por el piso al resistirse a entregar el equipo fotográfico con el que ejercía su labor y con el que logró imágenes de las penosas condiciones en que mantenían  al dirigente campesino, posteriormente liberado.

Ante la situación, comunicadores de un medio de televisión español y de la agencia de prensa brasileña FATO intervinieron para evitar que las agresiones continuarán, pero también fueron golpeados y retenidos.

Las agresiones a los periodistas cesaron luego que varios comunicadores de diversos medios extranjeros llegaron al lugar para informar los hechos, comentó Pablo Kuni, reportero del canal comunitario internacional ALBA TV.

En el referido centro policial se encuentran detenidas 54 personas, entre ellos mujeres y menores de edad, en condiciones de hacinamiento y sin la posibilidad de ir a los sanitarios, con lo que se evidencia otra violación de los derechos humanos en Honduras, donde el pasado 28 de junio se perpetró un golpe de Estado militar contra el legítimo presidente de esa nación,

también te puede interesar