Internacionales

Venezuela desconoce orden de expulsión a sus diplomáticos de Honduras

Su encargado de negocios en Tegucigalpa dice no obedecerá órdenes de un gobierno de facto, mientras continúan las protestas populares contra los golpistas y Zelaya anuncia su regreso esta semana por cualquiera de las fronteras hondureñas

Embajada venezolana
Embajada de Venezuela en Honduras. | daylife

Redacción Central |

Su encargado de negocios en Tegucigalpa dice no obedecerá órdenes de un gobierno de facto, mientras continúan las protestas populares contra los golpistas y Zelaya anuncia su regreso esta semana por cualquiera de las fronteras hondureñas
» Hondureños se solidarizan con diplomáticos venezolanos

Venezuela declaró que desconoce órdenes de un gobierno de facto tras recibir su embajada en Honduras una comunicación mediante la cual se expulsa a todo su personal diplomático de ese país centroamericano.

Ariel Vargas primer secretario de la legación venezolana respondió a la televisión hondureña que, hace una semana, el embajador de ese país regresó a Caracas como protesta  por el golpe de Estado que derrocó al gobierno constitucional.

Pero el resto del personal se queda aquí porque nuestro gobierno no reconoce  a las autoridades surgidas de esa asonada.

No vamos a salir de aquí, el gobierno legítimo de Honduras es el del presidente Manuel Zelaya y no vamos atender la solicitud de salir de los golpistas, subrayó.

Este nuevo incidente provocado por los golpistas se registró mientras continúan en las calles de Tegucigalpa y otras ciudades del país las protestas de los sectores populares reclamando la salida del poder de quienes lo tomaron por la fuerza.

Cortes de vías, obstrucción de carreteras, resguardo por loa manifestantes de la residencia del presidente Zelaya que había sido allanada por los golpistas en la localidad de Olancho y convocatoria a una huelga general durante los próximos jueves y viernes constituyen la realidad actual  vigente en los últimos 24 dìas.

Mientras tanto, el presidente Zelaya reclamó a España, Estados Unidos, a la ONU y a la OEA la aprobación inmediata de nuevas medidas de presión contra los golpistas.

Zelaya pidió el cierre de cuentas bancarias en el exterior, cese de visados a los personeros del régimen ilegal y nuevos cortos  en los créditos y préstamos al grupo encabezado por Roberto Micheletti.

La comunidad debe marcar un precedente para que esto no se repita y los golpes de Estado sean parte de la historia, dijo.

Anunció que está organizando la resistencia interna garantizada por la Constitución para materializar su regreso al país esta semana, a partir del miércoles por cualquiera de los puntos fronterizos que tiene Honduras con Guatemala, El Salvador o Nicaraguea.

Aseguró que su entrada a Tegucigalpa va a ser apoteósica y que el pueblo hondureño se está movilizando ya hacia las fronteras para esperarlo

Zelaya dijo que envió una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidiéndole que endurezca las medidas contra Honduras, ahora de manera directa contra quienes participaron en su destitución.

La misiva ya fue enviada “para pedirle (a Obama) que arrecie sus medidas ya directamente contra los que conspiraron en este golpe y efectuaron este golpe”, señaló.

El líder derrocado dijo que el Gobierno de facto es insostenible, sobre todo si Estados Unidos incrementa la presión que ejerce actualmente

El Frente Nacional contra el Golpe de Estado prepara para esta semana un multitudinario recibimiento a su presidente legítimo por cualquier punto por el que se produzca el retorno.

De manera simultánea el Frente convocará a un paro general para jueves y viernes a fin de debilitar a los empresarios que apoyan al golpe y obligar al régimen de facto a entregar el poder.

De acuerdo con José Luis Baquedano, dirigente de la Confederación de Trabajadores de Honduras, también están previstos bloqueos de carreteras, toma de edificios públicos y cierre de las fronteras.

Ante la pregunta si su regreso puede generar un baño de sangre, advirtió que los militares “son los que disparan, los que tienen rifles, vamos a chequear en los cerros, en las lomas que hay en todas las fronteras si ponen francotiradores”.

“Yo ya fui presidente (…) el retorno a la presidencia es un asunto simbólico, es un asunto de no aceptación de un régimen impuesto por una dictadura militar y política, es un asunto de la restitución de la soberanía popular”, dijo.

Expresó que “el artículo 2 (de la Constitución) dice que la usurpación de la soberanía popular es un delito de alta traición a la patria, y además es imprescriptible”, por lo que los responsables del golpe “pueden ser procesados por tribunales internacionales”.

también te puede interesar

Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo

Año 2018 UNIDOS EN VICTORIAS

La Prioridad de este Año, es, precisamente, el fortalecimiento de la Unidad Sandinista, y de la Unidad Nacional, para continuar librando todas las...