Internacionales

Estadounidenses piden a Obama pasar de la palabra a la acción contra golpistas

Obama condena el golpe en Honduras pero su actuar no ha puesto la fuerza detrás de esa palabra, afirmaron, y pidieron el cierre de la Escuela de las Américas pues dos de sus graduados ejecutaron la asonada

Redacción Central |

Obama condena el golpe en Honduras pero su actuar no ha puesto la fuerza detrás de esa palabra, afirmaron, y pidieron el cierre de la Escuela de las Américas pues dos de sus graduados ejecutaron la asonada

Un grupo de activistas estadounidenses protestó hoy ante la embajada de Washington en Tegucigalpa para exigirle al presidente de EE.UU., Barack Obama, que pase de las “palabras a la acción” y retire a su embajador en Honduras, en rechazo al golpe de Estado contra el depuesto Manuel Zelaya.

El grupo de manifestantes, que se reunió con el embajador de EE.UU. en Honduras, Hugo Llorens, protagonizó un plantón frente a la legación diplomática, donde exhibió pancartas a favor del reintegro inmediato de Zelaya en la Presidencia hondureña.

“Sentimos, por un lado, que las palabras de EE.UU. han sido muy positivas, sin embargo, las acciones no. Falta ser más consecuente, falta retirar a su embajador de aquí, retirar sus soldados de (la base militar de) Palmerola”, declaró Lisa Sullivan, coordinadora para América Latina del Observatorio de la Escuela de las Américas (Soa Watch).

En su opinión, Obama condena el golpe a Zelaya, pero realmente “su actuar no ha puesto la fuerza detrás de esa palabra”.

Sullivan explicó que la mediación “no es la solución” a la crisis política en Honduras, “sino exigir sin condición el regreso del presidente constitucional”.

El reverendo Roy Bourgeois, fundador de Soa Watch, declaró que el país centroamericano sufre “una gran injusticia” y un “escándalo internacional”.

Demandó, además, el cierre de la Escuela de Las Américas donde, según Sullivan, se han entrenado más de 60.000 soldados de la región, entre ellos 4.000 militares procedentes de Honduras.

“Dos graduados de esa escuela fueron los que participaron, planificaron y los encargados del golpe de Estado (en Honduras)”, añadió Sullivan.

Se refirió así al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas hondureñas, Romeo Vásquez, y al comandante de la Fuerza Aérea, Luis Javier Prince.

A la vez, miles de personas marcharon hoy en la capital de Honduras por décimo segundo día consecutivo en repudio al golpe militar del 28 de junio último y reclamar la restitución del orden constitucional.

Los manifestantes se concentraron en esta jornada en la Plaza Loarque y luego caminaron por la ruta que une a la capital con el sur del país y la ciudad de Choluteca, la tercera de la nación.

Las protestas se habían trasladado ayer a la zona oriental de Tegucigalpa y hace dos días los simpatizantes del presidente Manuel Zelaya recorrieron las áreas exclusivas de las clases altas.

Los manifestantes reclamaron que durante la mediación del presidente de Costa Rica, Óscar Arias, iniciada este jueves en San José, se tengan en cuenta las posiciones de las fuerzas sociales.

Rechazaron también cualquier intento de legitimar al gobierno de facto del empresario y diputado Roberto Micheletti y exigieron la restitución del orden constitucional y con este, del presidente Zelaya.

El Frente Nacional contra el golpe de estado envió a San José una delegación de su dirección colegiada, para exponer las posiciones de las fuerzas populares.

Consultado durante la marcha, Juan Barahona, presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores, subrayó que esas exigencias no son negociables.

Seguiremos adelante en nuestra lucha hasta que los golpistas hayan abandonado el poder, afirmó a Prensa Latina.

Los dirigentes populares repudiaron también la decisión de la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS) de congelar las cuentas de políticos vinculados a Zelaya, periodistas y dirigentes populares contrarios al golpe.

Líderes sindicales, de los gremios magisteriales y el diputado del Partido Unificación Democrática Marvin Ponce dijeron no temer investigaciones a sus fondos y exigieron medidas similares a políticos y empresarios corruptos aliados al golpe.

Quien no la debe, no la teme, dijo con tranquilidad el secretario general de la Central General de Trabajadores, Daniel Durón.

El presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos, Andrés Pavón, anunció que establecerá una denuncia en la Corte Penal Internacional, pues esta acción representa un política de Estado de persecución contra antagonistas políticos.

Los dirigentes del Frente anunciaron que continuarán las manifestaciones, realizadas también en la ciudad de San Pedro Sula, la segunda del país, y otros puntos del interior  

Desde Washington se informó que  un grupo de intelectuales estadounidenses, entre los que se encuentra el linguista Noam Chomsky, pidió hoy a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que se oponga a la celebración de elecciones adelantadas como solución a la crisis de Honduras.

En una carta abierta dirigida a Clinton, 35 profesores universitarios y expertos en América Latina urgen a promover sanciones contra el grupo  que encabeza Roberto Micheletti, para asegurarse la vuelta al gobierno del destituido Manuel Zelaya.

“Otra cosa que no sea la urgente restitución del presidente Manuel Zelaya en el cargo sería una usurpación de los deseos del pueblo hondureño”, señalaron en referencia a la posibilidad de un adelanto de las elecciones previstas para noviembre.

“La democracia tiene que ser restaurada antes de que las elecciones tengan lugar”, indican los intelectuales.

Para Dana Frank, profesora de historia de la Universidad de California y una de las firmantes de la carta, es “extremadamente importante que no demos ninguna concesión a aquellos que han perpetrado golpes militares”.

Si se acordara adelantar los comicios previstos para el próximo noviembre “se establecería un peligroso precedente”, subrayó.

también te puede interesar