Internacionales

Zelaya: No estamos negociando con los golpistas, hay cosas innegociables

Lo acordado con Hillary Clinton y con el presidente de Costa Rica, Oscar Arias no es una negociación, es la planificación de la salida de los golpistas del país, agregó

Manuel Zelaya
Manuel Zelaya | Reuters

Redacción Central |

Lo acordado con Hillary Clinton y con el presidente de Costa Rica, Oscar Arias no es una negociación, es la planificación de la salida de los golpistas del país, agregó

El presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró este martes desde Washington que lo acordado con la canciller estadounidense, Hillary Clinton, y con el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, no es una negociación, es “la planificación de la salida de los golpistas del país”.

“No estamos haciendo una negociación hay cosas que no son negociables (…) Mal haría su servidor de ir a negociar lo que a mi no me compete, no voy a traicionar mis principios”, indicó.

Más temprano, Clinton anunció, tras una reunión con Zelaya que éste había aceptado la mediación de Arias para retomar el hilo constitucional.

Luego de la reunión que sostuvo con el presidente Zelaya, derrocado por fuerzas golpistas el pasado 28 de junio, Clinton dijo que se acordó habilitar un “mecanismo de diálogo entre las partes” discordantes de Honduras, que tenga como mediador a Árias.

En rueda de prensa desde el Departamento de Estado en Washington, la funcionaria explicó que la propuesta fue aceptada por el propio Zelaya tras su encuentro de esta tarde, y también por el presidente de facto hondureño, Roberto Micheletti, con quien se comunicaron por teléfono.

El propio Zelaya, al salir de la cita con la Secretaria de Estado estadounidense, también había confirmado el asunto.

“Hemos aceptado la propuesta de Arias para buscar una solución”, dijo.

Mientras tanto, las manifestaciones populares en Tegucigalpa y otras ciudades hondureñas continuaron reclamando el regreso a su cargo del presidente Manuel Zelaya y el castigo a los golpistas.

Como dato novedoso, la manifestación de la capital conto con la participación de la esposa del presidente Zelaya, quien abandonó su asilo en la embajada de Estados Unidos para unirse a la lucha y quien ratificó que, por cualquier vìa, el mandatario regresará pronto a su país.

también te puede interesar