Internacionales

¿Cuál es la verdadera carta secreta de Estados Unidos en Honduras?

Obama habla de restitución de Manuel Zelaya a su cargo, Hillary Clinton de una mediación de Oscar Arias, el golpista Micheletti dice que irá a Costa Rica a dialogar pero jamás negociará el regreso de Zelaya y “la loba” cubanoamericana Ileana Ros–lethinen está contenta por la “nueva” posición de Washington

Honduras
Golpe de estado en Honduras | Reuters

Redacción Central |

Obama habla de restitución de Manuel Zelaya a su cargo, Hillary Clinton de una mediación de Oscar Arias, el golpista Micheletti dice que irá a Costa Rica a dialogar pero jamás negociará el regreso de Zelaya y “la loba” cubanoamericana Ileana Ros–lethinen está contenta por la “nueva” posición de Washington

Cada vez resalta más, no sólo la ambigüedad de la postura adoptada por Estados Unidos ante el golpe de Estado de los gorilas hondureños, sino la diferencia en las diversas declaraciones oficiales sobre el tema y en las informaciones divulgadas por las agencias de noticias vinculadas al Imperio.

En su última declaración, el presidente Barack Obama aseguró que respalda el regreso de Manuel Zelaya a su cargo de Jefe de Estado de Honduras aunque, agregó, no le gustan mucho sus posiciones políticas diferentes a las de Estados Unidos.

Paralelamente,  Zelaya se reunió con Hillary Clinton y la Secretaria de Estado anunció la aceptación por el presidente constitucional de una mediación ofrecida por el mandatario costarricense, Oscar Arias, cuyo primer acto será una reunión el jueves en San José con la participación del gorila Micheletti.

Se suponía que eso significaba, por lo menos, la posibilidad de que los autores de la asonada aceptaran el eventual  retorno a sus funciones de Zelaya gracias a alguna presión proveniente de Washington y conociendo su aislamiento internacional.

Pero, inmediatamente, las agencias cablegráficas transmitieron declaraciones del jefe del gobierno de facto negando que fuera a negociar nada, subrayando que tampoco cederá un milímetro en la negativa a la vuelta de Zelaya al cargo para el cual fue elegido por su pueblo y que éste deberá responder inicialmente ante los tribunales  por al cúmulo de falsos cargos hechos contra el tras su secuestro por los militares quienes lo sacaron del país.

Esa forma tan extraña de conversación entre dos partes que supone cualquier mediación fue aplaudida a rabiar por “La Loba”, Ileana Ros-Lethinen, de origen cubano y representante a la Cámara de Estados Unidos, vocera permanente de los grupos anticubanos que, vinculados a la CIA, operan desde Miami, la cual dio por sentado que “ahora sí el gobierno de Obama está en mejor situación que antes en relación al conflicto hondureño”

Por su parte, Zelaya habló claro tras la reunión con Clinton pues dijo no se trata de negociación alguna pues lo acordado con la Clinton y con Arias es nada menos que la planificación de la salida de los golpistas del país.

Así las cosas, vuelve la duda sobre que busca la Casa Blanca al poner en manos de Oscar Arias una supuesta mediación que ni Zelaya y ni siquiera los golpistas la llaman así.

Si a eso se une que la administración Obama no ha aplicado sanción alguna al gobierno de facto, ni siquiera después de la violenta represión a la población, surge la inevitable pregunta ¿Qué carta secreta tiene Washington bajo la manga y cuanto perjudicará al pueblo hondureño y a los restantes países latinoamericanos opuestos a dejar sin castigo el golpe de Estado en Honduras?

también te puede interesar