Internacionales

Coche bomba causa ocho heridos en Irak

La deflagración sólo afectó a civiles, pese a que había efectivos uniformados en el área del atentado en Wadi Hajar, sur de Mosul

Redacción Central |

La deflagración sólo afectó a civiles, pese a que había efectivos uniformados en el área del atentado en Wadi Hajar, sur de Mosul

Al menos ocho heridos provocó la explosión de un carro bomba en Mosul, norte de Iraq, mientras el primer ministro Nouri Al-Maliki viajó a la occidental provincia de Al-Anbar para discutir asuntos de seguridad.

Fuentes policiales señalaron que la deflagración sólo afectó a civiles, pese a que había efectivos uniformados en el área del atentado en Wadi Hajar, sur de Mosul, cabecera de la demarcación septentrional de Nínive.

Según los reportes, un policía de tránsito resultó lesionado también en el este de Mosul por disparos de desconocidos cuando estaba de servicio en la zona de Al-Darkziya.

Aunque con menos magnitud respecto a recientes semanas, la violencia y el ambiente de inseguridad prevalecen en Iraq después de la retirada de las ciudades de las tropas ocupantes norteamericanas, acción concluida el pasado 30 de junio.

Informes oficiales, entretanto, señalaron hoy que hombres armados secuestraron a un policía en inmediaciones de la carretera que enlaza Yayji con Kirkuk, en la norteña provincia homónima.

Por otro lado, tras disminuir las afectaciones climatológicas por la tormenta de arena que asoló a Bagdad y otras zonas del país, el primer ministro Al-Maliki viajó a la ciudad de Ramadi, capital de Al-Anbar, para sostener conversaciones con autoridades regionales.

El jefe del ejecutivo iraquí, quien estaba acompañado de varios asesores, dialogó con funcionarios locales vinculados a las labores de seguridad en esa porción del país.

La tormenta de arena del pasado fin de semana alteró incluso la agenda del vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, durante su visita a esta nación árabe con el alegado propósito de contribuir a la reconciliación y la pacificación.

Cientos de ciudadanos se quejaron de afecciones respiratorias y de la visión a causa de la tormenta de arena, una de las peores que se recuerden aquí en los últimos años y que se alargó casi una semana.

también te puede interesar