Internacionales

Señalan dualidad de posición de Estados Unidos sobre golpistas hondureños

Washington juega todas las cartas y además las tiene mercadas, dijo el hisotirador nicaragüense Aldo Díaz Lacayo

Redacción Central |

Washington juega todas las cartas y además las tiene mercadas, dijo el hisotirador nicaragüense Aldo Díaz Lacayo

Para el historiador y  ex diplomático nicaragüense, Aldo Díaz Lacayo, al ciudadano común se le hace muy difícil comprender la dualidad con que actúan Los Estados Unidos con respecto al golpe de estado en Honduras.

“Washington juega todas las cartas y además juega todas las cartas marcadas”, señala Díaz Lacayo, al asegurar que el gobierno estadounidense no solo está moviendo sus hilos diplomáticos, sino que pos su propia naturaleza imperial también fue quizá el que orquestó el golpe militar que derrocó al presidente Manuel Zelaya.

Explica que una de las razones que motiva a Los Estados Unidos a apoyar de manera solapada el golpe militar, es que Honduras, liderada por Zelaya, se había convertido en un integrante más de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), lo que ponía en riesgo los intereses geopolíticos yankees en nuestro hemisferio.

También sostiene que dada la coyuntura actual en Latinoamérica, los estadounidenses no pueden usar sus tropas contra los gobiernos progresistas, de allí que la estrategia ahora sea lo que él define como “presión subterránea” y en su defecto, el uso de los ejércitos a sueldo de la región.

“En América Latina es obvio que los pueblos se están revelando y están pidiendo la segunda independencia”, reiteró.

En el caso de Honduras la desesperación gringa se manifestó primero con una compaña mediática a raíz de la adhesión de ese país al Alba, y por último mediante el golpe militar orquestado por políticos corruptos y soldados mercenarios.

“No puede, le es imposible por su propia naturaleza admitir que continúe un gobierno que implique engazarse al movimiento por la segunda independencia (de América) y que implique asociarse orgánicamente al núcleo que es la Alternativa Bolivariana para las Américas que dirige, que lidera esta segunda independencia”, enfatizó.

Golpistas hicieron un error de cálculo

Uno de los grandes errores cometidos por el gobierno golpista, según el ex diplomático nicaragüense, es que no pensaron encontrar resistencia popular, debido a que Honduras no tiene mucha experiencia sindical.

Sin embargo, luego del derrocamiento forzoso del presidente Zelaya se ha visto a miles de personas pidiendo su retorno y protestando contra las violaciones cometidas por los soldados.

Díaz Lacayo asegura que este movimiento social es espontáneo, y que por el momento no tiene líder interno, porque su líder es precisamente el presidente Zelaya, que supo conquistar el favor de las masas más desfavorecidas gracias a sus proyectos sociales.

también te puede interesar