Internacionales

Movimientos sociales hondureños piden cumplir ultimátum a golpistas

Insulza llegó a Tegucigalpa y realiza entrevistas con diversos sectores mientras a la dictadura apenas le quedan 24 horas para reponer en su cargo a Zelaya

José Miguel Insulza
Insulza llegó a Tegucigalpa y realiza entrevistas con diversos sectores mientras a la dictadura apenas le quedan 24 horas para reponer en su cargo a Zelaya | Getty Images

Redacción Central |

Insulza llegó a Tegucigalpa y realiza entrevistas con diversos sectores mientras a la dictadura apenas le quedan 24 horas para reponer en su cargo a Zelaya

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, llegó este viernes a Honduras para informar a las autoridades del gobierno de facto, presidido por Roberto Micheletti, sobre las últimas 24 horas que tienen para restituir al presidente constitucional del país centroamericano, Manuel Zelaya.

Según la agenda conocida, Insulza se reunirá en principio con las autoridades representantes, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Luego, hará entrega del documento de emplazamiento al gobierno de facto para que restituya al presidente constitucional hondureño, Manuel Zelaya, en menos de 24 horas.

Con relación a esta visita, el dirigente de la Vía Campesina, Rafael Alegría, indicó en entrevista con teleSUR, que han pactado un encuentro  con el secretario de la OEA donde los movimientos sociales y populares de Honduras van a entregar un documento.

“Vamos a marchar por Casa Presidencial, pasaremos por Naciones Unidas y luego llegamos a la OEA para el encuentro con el señor Insulza”, informó.

Según adelantó Alegría, el documento consta de “un resumen de carácter legal donde queda claro que lo que ha sucedido en Honduras es un golpe de Estado”.

Asimismo, en el texto se solicita que la crisis política se resuelva dentro de las 72 horas que dio la OEA como plazo para que los golpistas depongan su actitud.

Alegría destacó que solicitarán ante la OEA que “la violación de los Derechos Humanos no quede en la impunidad, que se catigue todos los actos violatorios que se han comentido”.

Con relación a la insistencia por parte de las autoridades de facto en que lo sucedido en el país centroamericano no es un golpe de Estado, el dirigente social, afirmó que si no fuera un golpe, se hubiera llevado a cabo un proceso judicial contra el presidente.

“La salida del presidente hubiera estado precedida por un requerimiento fiscal, una contestación de ese requirimiento y pruebas hasta llegar a un juicio y su posterior decision final. Pero nada de eso ocurrió, Mel fue secuestrado lo sacaron de su casa y del país”, recordó.

Destacó además, que el gobierno de facto tiene todas la características de un Estado  represor, “se están violentado todas las garantías individuales de nuestro pueblo, se están reprimiendo las manifestaciones, reclutando a menores de edad, ésto no es una democracia”.

Alegría indicó que quieren “mandarle un mensaje clarísimo a la OEA que el pueblo respalda a Zelaya y queremos la vuelta de la democracia”.

Insulza aseveró este jueves en una rueda de prensa desde Georgetown, capital de Guyana, donde asistía a la Trigésima Reunión de los jefes de Estado de la Comunidad del Caribe (Caricom), que “no vamos a Honduras para negociar”.

también te puede interesar