Internacionales

Presidentes y personalidades acompañarán a Zelaya en su regreso a Honduras

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel Descoto, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, el Jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa y el secretario general de la ONU, José Miguel Insulza, ya anunciaron su participación

Redacción Central |

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel Descoto, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, el Jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa y el secretario general de la ONU, José Miguel Insulza, ya anunciaron su participación

Cada  vez más presidentes y personalidades anuncian su decisión de acompañar al presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, el próximo jueves, en el anunciado regreso a su país.

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel DEscoto, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, el Jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa y el secretario general de la ONU, José Miguel Insulza, ya anunciaron  que formarán parte de ese grupo.

Zelaya, al hablar hoy ante la Asamblea General de la ONU, calificó de histórica la resolución, que en la Asamblea General de la ONU exigió hoy su restitución en el cargo y condenó el golpe de Estado en esa nación.

Al dirigirse al máximo foro universal, en su sede en Nueva York, el mandatario hondureño destacó que la aprobación unánime de ese texto eleva fuertemente la dignidad de los pueblos de Honduras y del mundo.

Dijo que ello da fuerzas para continuar luchando por los únicos principios que pueden hacer valer la Carta de las Naciones Unidas, los acuerdos sobre derechos humanos y al mismo tiempo los valores fundamentales de la Humanidad.

Entre esas prerrogativas mencionó igualmente el derecho a la vida, a la libertad, a la justicia, a la dignidad individual y colectiva y a la participación ciudadana.

Esa resolución es histórica y significativa y le da fuerza hasta el último ciudadano de la Tierra para tener esas grandes conquistas del hombre, afirmó.

Tras denunciar a los golpistas que tomaron el poder ilegalmente en su Patria, dijo que habrá algunos que desprecien esas conquistas y crean que el uso de la fuerza y la violencia deben seguir existiendo sobre la paz y la concordia predicadas por la ONU.   

No tenemos la menor duda de que predicar por el bien común será el norte de nuestro sistema para procurar los objetivos de un mundo mejor, por el cual estamos todos comprometidos a luchar en defensa de nosotros mismos, de nuestros hijos y de las futuras generaciones, puntualizó.

Destacó que el Gobierno de facto se encuentra profundamente aislado, como acción al margen de la ley que ha sido rechazada por la ONU y todas las organizaciones de la región, entre ellas  la Organización de Estados Americanos y la Comunidad del Caribe.

También repudiaron la asonada la Unión de Naciones Sudamericanas, el Grupo de Río, el Sistema de Integración de Centroamérica, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, la Unión Europea, Estados Unidos y la comunidad internacional en general, recordó…

El Presidente hondureño relató en detalles el ultraje a que fue sometido por los militares golpistas, quienes lo secuestraron, lo maltrataron y lo montaron en un avión hacia Costa Rica.

Tras señalar que le apuntaron con armas largas al pecho y la cabeza para quitarle el celular de su mano, ratificó que no cometió ningún delito al convocar solo una encuesta nacional para preguntar al pueblo hondureño por su destino.

Explicó que toda su actuación siempre estuvo apegada a las leyes hondureñas.

Reiteró que el pueblo es el único juez, el que tiene la potestad en su país de elegir un Presidente y en ningún caso ese derecho lo puede asumir el Congreso.

Los presidentes son electos por el pueblo y eso lo merece la dignidad de Honduras, manifestó.

Subrayó que los crímenes no deben quedar impunes, en clara referencia a la violación de la legalidad con el golpe de Estado, aunque precisó que él en lo personal siempre disculpa y perdona. Pero el pueblo y la dignidad de la nación no van a perdonar esta barbaridad, que ha hecho retroceder al país.

En una rueda de prensa posterior al discurso, Zelaya vaticinó que al regresar a Honduras   las fuerzas militares rectificarán .

Zelaya dijo ante la Asamblea General de la ONU que los culpables   no han de quedar impunes, han de ser fuertemente señalados para que esto no ocurra más .

El mandatario insistió en que él aún es presidente y afirmó que las autoridades militares le tienen miedo al pueblo. Den el poder al pueblo, no le tengan miedo al pueblo , señaló.

Durante su discurso de casi una hora, señaló que su país lleva tres días “en estado de parálisis”,  se “ha disparado contra vehículos y hay 146 heridos”, además de una huelga general en marcha para exigir el retorno del orden constitucional.

también te puede interesar