Internacionales

Daniel: EE.UU está atrapado en el pasado y América Latina y el Caribe sí han cambiado

Obama también está atrapado en el modelo de un Imperio que, por su naturaleza es expansionista y cuyo gobierno defiende el hegemonismo, agregó durante una intervención especial en el programa Mesa Redonda de Cubavisión Si hubiera un verdadero cambio en Estados Unidos, el presidente Obama no pondría condición alguna para levantar el bloqueo a Cuba, una demanda no sólo de la región, sino del mundo Si quisieran ser pragmáticos cumplirían con la sentencia del Tribunal Internacional de La Haya e indemnizarían a Nicaragua por los daños causados durante su intervención y la guerra sucia La Cumbre de Trinidad Tobago fue la Cumbre de la Censura, determinada por la delegación de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA)

Daniel Ortega en Mesa Redonda
El presidente Daniel Ortega, en una comparecencia de dos horas en el programa Mesa Redonda, transmitido desde La Habana por Cubavisión. | Juan Moreno - Juventud Rebelde

Redacción Central |

Obama también está atrapado en el modelo de un Imperio que, por su naturaleza es expansionista y cuyo gobierno defiende el hegemonismo, agregó durante una intervención especial en el programa Mesa Redonda de Cubavisión

» Si hubiera un verdadero cambio en Estados Unidos, el presidente Obama no pondría condición alguna para levantar el bloqueo a Cuba, una demanda  no sólo de la región, sino del mundo


» Si quisieran ser pragmáticos cumplirían con la sentencia del Tribunal Internacional de La Haya e indemnizarían a Nicaragua por los daños causados durante su intervención y la guerra sucia

» La Cumbre de Trinidad Tobago fue la Cumbre de la Censura, determinada por la delegación de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA)

El presidente Daniel Ortega, en una comparecencia de dos horas en el programa Mesa Redonda, transmitido desde La Habana por Cubavisión, criticó fuertemente la operación de censura desarrollada durante la llamada Cumbre de las Américas para evitar los pueblos conocieran lo que allí ocurría.

Sin embargo, a pesar de que Cuba estuvo excluida, la gran victoria fue su permanente presencia en la voz de los pueblos expresada a través de sus gobiernos y el unánime reclamo a Estados Unidos de terminar con un bloqueo de casi medio siglo, subrayó.

No pudieron impedirnos hablar de Cuba porque cada día somos más los pueblos y gobiernos que estamos rompiendo las cadenas, algo impensable en Cumbres anteriores,  puntualizó.

Daniel compartió los planteamientos hechos por el presidente boliviano, Evo Morales, sobre la imposibilidad de que los pueblos olviden el pasado y un ejemplo de ello es que,  tanto en Bolivia como en la propia Nicaragua siguen conspirando los funcionarios diplomáticos estadounidenses contra los gobiernos populares.

En Nicaragua tenemos conspirando a un embajador de la confianza de John Negroponte quien, en la época de la guerra de los contra estaba basado en Honduras y era cabeza de la operación de inteligencia  contra nuestro país, y ahora esos diplomáticos se reunen con la oposición tratando de unirla contra el gobierno, pero tenemos toda la información y la daremos a conocer en su momento para ver si Obama cumple su promesa de no permitir esas operaciones, subrayó.

El comandante Daniel se refirió a la intervención del presidente cubano, Raúl Castro, durante la Cumbre del Alba, en Cumaná, y dijo era la Cuba Revolucionaria hablando con la verdad y apuntando estaba dispuesto a dialogar con Estados Unidos sobre todos los temas,  pero sin condiciones.

Ahora la canciller estadounidense, Hillary Clinton, habla de diferencias en los planteamientos entre Raúl y Fidel, sabiendo que eso no existe y yo mismo, hablando con los dos, antes y después de la Cumbre, conozco se trata de una falsedad, pues Cuba habla con una sola voz, dijo.

Explicó que si Obama quiere hablar de derechos humanos pues debe hablarse de esos derechos en Cuba y en Estados Unidos,  si quiere hablar de democracia, también debe ser de la democracia en Cuba y en Estados Unidos y si desea  hablar de prisioneros pues habrá que hablar de prisioneros en Cuba y en Estados Unidos.

Al hablar sobre las cosas que se ocultaron durante la Cumbre, señaló los pueblos  caribeños exaltaron la iniciativa integracionista de Petrocaribe, tema resumido por el presidente venezolano, Hugo Chávez, y elogió la intervención del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien apuntó elecciones no significan democracia.

América Latina quiere una democracia donde no se divida al pueblo,  porque el pluripartidismo es una manera de dividir y desintegrar a la nación y a los pueblos, manifestó al subrayar la profundidad de la intervención de Correa.

Resaltó Estados Unidos no tuvo lo que quería en la Cumbre porque salió el tema de Cuba y debió hasta reconocer el trabajo solidario de los médicos cubanos en muchos países y hasta el presidente costarricense, Oscar Arias, muy amigo de ellos, planteó el incumplimiento de la promesa de Obama de retirar las tropas de Iraq.

La realidad es que Estados Unidos tiene un nuevo presidente montado sobre una política expansionista existente desde el nacimiento del Imperio, que pide no hablar del pasado y está atrapado en el pasado e hizo, en relación a Cuba menos concesiones a las materializadas durante el gobierno de Jimmy Carter, explicó.

Daniel destacó que, en cambio, en América Latina se están produciendo cambios reales y uno de ellos es la aparición del ALBA, a la cual calificó como el instrumento más noble y solidario del planeta.  “Si fuera adoptado por todos, desaparecerían las guerras, la desigualdad, la pobreza y la miseria”.

Recordó que este año se reunirán nuevamente los países de América Latina y el Caribe en México y será una oportunidad para intensificar la unidad y bregar por una organización latinoamericana y caribeña sin la presencia de Estados Unidos.

Obama sólo llevó apretones de mano a la Cumbre, fue un encuentro social, donde se logró predominara la agenda de Latinoamérica y donde la declaración final no obtuvo consenso alguno y el presidente estadounidense fue obligado a confesar que ni la había leído,  señalo Daniel.

Refiriéndose a Estados Unidos subrayó son ellos quienes tienen que cambiar y si desean ser pragmáticos, cohabitar con el resto de los países de la región y del mundo, algo muy difícil.

Hay una continuidad en el comportamiento del Imperio, como lo señaló Raúl Castro al recordar que la invasión de Playa Girón la organizó un gobierno republicano y la materializó un gobierno demócrata, recordó.

“Si Estados Unidos hubiera cambiado tendría toda la fortaleza como para respetar los acuerdos de la ONU contra el bloqueo a Cuba apoyados por la inmensa mayoría de las naciones del mundo y cumpliría la sentencia de La Haya sobre Nicaragua”.

Daniel anunció que la próxima batalla será en la reunión de la OEA, en junio, pues los países del ALBA reclamarán la anulación de las sanciones a la Isla,y el reconocimiento de los daños causados,  aunque Cuba no tiene interés en regresar a esa organización, pero para reparar la injusticia histórica.

En sus palabras finales expresó que este año, junto al 30 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista, se cumple el 50 aniversario de la victoria revolucionaria en Cuba, el décimo del triunfo de la revolución Bolivariana y el 30 aniversario de la victoria de la revolución iraní.

Lo celebraremos luchando contra el analfabetismo en la campaña “De Martí a Fidel” y trabajando por la salud de nuestro pueblo con la colaboración de los hermanos de Cuba y Venezuela”, sentenció.

también te puede interesar