Internacionales

Siguen los despidos en empresas estadounidenses

Grandes empresas de Estados Unidos echan a la calle a muchos empleados ante la crisis económica en ese país

Redacción Central |

Grandes empresas de Estados Unidos echan a la calle a muchos empleados ante la crisis económica en ese país

Los despidos están a la orden del día en las empresas de Estados Unidos y en sus filiales en el exterior a consecuencia de la importante crisis económica y financiera vivida por esa nación y que repercute en el resto del planeta.

Entre las últimas noticias sobre esa situación, se destaca la de la empresa fabricante de motos Harley Davidson que no sólo despidió a mil 100 trabajadores sino  también anunció el recorte del 10 por ciento de su plantilla laboral, lo cual significa dejar sin empleo a muchos más.

Ella alegó una importante caída en sus ganancias durante el cuarto trimestre del 2008 `pues aunque vendió el pasado año unas 300 mil motos, eso significó una cifra menor de ocho por ciento con respecto al 2007.

La estimación para este año se sitúa en un máximo de 237.000 unidades mientras se proyecta una nueva contracción de entre 10 y 13 por ciento.

Los beneficios anuales del grupo, al que también pertenecen la marca norteamericana Buell y la italiana MV Augusta, cayeron 30% en 2008, hasta los 655 millones de dólares, mientras que la facturación cedió más de dos por ciento, hasta los 5.600 millones de dólares

Por su parte, la fabricante estadounidense de maquinaria agrícola John Deere despidió a 502 trabajadores en una de sus plantas en Brasil, alegando que sus pedidos se derrumbaron por la crisis.

Los afectados laboraban en la fábrica de cosechadoras y sembradoras de Horizontina, estado de Río Grande do Sul, filial de la John Deere, la cual atiende a clientes brasileños y de otros países sudamericanos.

La empresa alegó que necesita adecuar su ritmo de producción de las máquinas a la demanda, que se ha reducido en los últimos meses por los impactos en Brasil de la crisis financiera mundial y por los problemas climáticos que llevaron a agricultores a cancelar pedidos.

Mientras ello sucede en numerosos países, el gobierno nicaragüense plantea, con el plan de ahorro y el plan anticrisis anunciado por el presidente Daniel Ortega, resguardar el empleo y evitar el desplome de la economía nacional.

también te puede interesar