Internacionales

Derecha calumnia Constitución boliviana

Movimiento al Socialismo denunció incremento de uso de falsedades

Redacción Central |

Movimiento al Socialismo denunció incremento de uso de falsedades

El Movimiento al Socialismo (MAS) denunció esta semana el auge en Bolivia de las calumnias contra el proyecto de nueva Constitución, sujeto a referendo el próximo 25 de enero.

Las falsedades sobre la Carta Magna colmaron las principales cadenas de televisión, espacios radiales y periódicos de este país, con “spots”, videos, anuncios e intervenciones de prefectos, cívicos y legisladores de la oposición.

A las tradicionales acusaciones al texto por supuestamente desconocer la propiedad privada y amparar autonomías superficiales, se sumaron otras dirigidas a puntos sensibles para los ciudadanos.

Según los enemigos del MAS, la Ley Suprema sometida a consulta ataca a la iglesia, en particular la católica, además de promover linchamientos a partir de la justicia comunitaria.

No contentos con la campaña mediática, convocaron el martes último a una llamada “Jornada de oración y paz” en Sucre, capital departamental de Chuquisaca.

La ciudad blanca acogió a la cabeza visible de la derecha radical boliviana, respaldada por algunas autoridades eclesiásticas.

Los prefectos Ruben Costas, de Santa Cruz; Ernesto Suárez, de Beni; Mario Cossío, de Tarija; y la anfitriona Savina Cuellar oraron a dios vela en mano para pedir el rechazo a una Constitución convertida en Satanás.

Para ellos, los bolivianos debían elegir el 25 de enero entre el paraíso (votar por el no) o el infierno (hacerlo por el sí).

Respecto a la justicia empleada durante siglos por los indígenas, crecieron las propagandas alertando de su hipotética amenaza para la tranquilidad nacional.

De acuerdo con el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, la contienda opositora alcanzó niveles inaceptables.

Las mentiras en torno a temas como el religioso y el de la justicia comunitaria son repudiables, aunque por su burda dimensión manipuladora no merecen hacerles mucho caso, señaló al canal privado ATB.

El funcionario reiteró a la opinión pública el respeto a todo tipo de culto plasmado en la nueva Carta Magna, consultada al pueblo por primera vez en la historia boliviana, luego de 16 documentos de su tipo y dos reformas al mismo.

Importantes líderes de la Iglesia así lo han reconocido, lo que demuestra el interés político oculto detrás de las referidas críticas, expuso.

Llorenti también lamentó los engaños divulgados sobre la justicia originaria, encaminada a solucionar problemas internos de manera pacífica.

Es mal intencionado tratar de vincularla con los casos de linchamiento ocurridos en los últimos años, los cuales son graves delitos y merecen condena, advirtió.

Por su parte, el diputado oficialista Gustavo Torrico recordó que el texto promovido por el MAS y organizaciones sociales no prevé una religión oficial para el nuevo Estado.

Semejante postura prueba la voluntad de reconocerlas a todas por igual, comentó a Prensa Latina el parlamentario, quien estimó penoso jugar con la fe de los seres humanos.

Otra importante denuncia reportada esta semana la manifestó el senador por Chuquisaca Ricardo Díaz.

Según el legislador del MAS, por el sureño territorio circulan ejemplares falsos del proyecto constitucional, sin descartar -precisó- su presencia en otros lugares del país.

Empresarios y opositores ejecutan la maniobra para confundir a los ciudadanos en asuntos como la religión, la propiedad privada y las autonomías, sentenció.

Para el presidente Evo Morales, las campañas mentirosas de la derecha obedecen a su falta de argumentos políticos para enfrentarse a una Leysuprema destinada a refundar Bolivia.

Tienen miedo de perder sus privilegios y ver un texto apoyado por el 80 ó el 90 por ciento de los casi cuatro millones de votantes, aseveró el mandatario.

también te puede interesar