Internacionales

Protestas populares radicalizan posturas oficiales árabes sobre Gaza

Miles de personas se concentraron en Beirut para repudiar el veto a una resolución en la ONU que pedía el fin de la beligerancia

Redacción Central |

Miles de personas se concentraron en Beirut para repudiar el veto a una resolución en la ONU que pedía el fin de la beligerancia

Autoridades gubernamentales de países árabes multiplicaron el rechazo al gobierno israelí como parte de las reacciones contra la agresión a Gaza, que suelen ser más radicales en la medida que crece la movilización popular.

Mientras en Egipto el gobierno dialogó con representantes europeos para tratar de conseguir un cese inmediato de los ataques hebreos, en el centro de El Cairo era evidente el fuerte despliegue de policías antimotines en previsión de nuevas demostraciones.

Como norma, las críticas a Israel se dirigen también al gobierno de Hosni Mubarak, al que sus opositores acusan de colaborar con el estado hebreo por mantener cerrada la frontera con Gaza, pese a que ha enviado ayuda material y socorrido a decena de heridos.

En las calles de la propia Ramalah, sede del gobierno del presidente palestino, Mahmoud Abbas, y en otras ciudades de Cisjordania ocupada, miles de personas presionaron por el cese de la agresión y abogaron por la unidad de las facciones palestinas.

Igualmente, miles de personas se concentraron en Beirut para repudiar el veto a una resolución en la ONU que pedía el fin de la beligerancia, actitud que el presidente del parlamento libanés, Nabih Berri, consideró esperada y nada extraña   .

Según Berri, para la ONU es sabido que Israel es una excepción y una entidad que no se somete a las resoluciones del Consejo de Seguridad, y el sufrimiento de los palestinos en Gaza es el destino de los pueblos que defienden su victoria con sus propias manos.

Un avión libanés con 20 toneladas de ayuda médica arribó el domingo a la capital jordana a la espera de recibir autorización israelí para trasladarla a Gaza.

La junta militar golpista que gobierna en Mauritania, por otra parte, llamó hoy a consultas al embajador del país en Israel en protesta contra la matanza que ha dejado casi 600 muertos y unos dos mil 500 heridos, según recientes estimados conservadores.

El régimen de facto en Nouakchott heredó la relación con Tel Aviv iniciada desde 1999, cuando el estado oesteafricano se convirtió en la tercera nación de la Liga Árabe con vínculos diplomáticos con los judíos, después de Egipto (1979) y Jordania (1994).

El canciller de la monarquía hashemita, Salah Bashir, aseguró que Ammán revisará su nexo con el Zahal ante la gravedad de la escalada militar, mientras los gobiernos de Arabia Saudita y Sudán enviaron sendos aviones con alimentos y insumos sanitarios para las víctimas.

Asimismo, Irán arreció la repulsa a lo que definió como ataque criminal y bárbaro   , y aunque carece de relaciones formales con Egipto, le comunicó su disposición de recibir heridos palestinos o atenderlos en un hospital de campaña que instalaría en este país.

Junto con los contactos en Damasco del presidente sirio, Bashar Al-Assad, con una delegación de la Asamblea Mundial de Eruditos Islámicos (Ulemas), el canciller Walid Al-Moallen defendió la necesidad de unidad árabe-musulmana a todos los niveles para frenar la agresión.

Israel probó que desprecia la paz, subrayó Al-Moallem para luego reiterar que se suspende indefinidamente las negociaciones indirectas con Tel Aviv con la mediación de Turquía.

también te puede interesar