Internacionales

Consideran escandaloso Nobel de Paz para ex presidente finlandés

El ministro serbio de Relaciones Exteriores, Vuk Jeremic, calificó de escandaloso el otorgamiento del premio Nobel de la Paz de este año al ex presidente finlandés Martti Ahtisaari, informó hoy la prensa capitalina

Martti Ahtisaari
El ministro serbio de Relaciones Exteriores, Vuk Jeremic, calificó de escandaloso el otorgamiento del premio Nobel de la Paz de este año al ex presidente finlandés Martti Ahtisaari. | AFP

Redacción Central |

El ministro serbio de Relaciones Exteriores, Vuk Jeremic, calificó de escandaloso el otorgamiento del premio Nobel de la Paz de este año al ex presidente finlandés Martti Ahtisaari, informó hoy la prensa capitalina

Jeremic declaró al diario Vecernje Novosti que personalmente consideraba escandalosa la decisión de ayer a favor de Ahtisaari, autor de un plan para conceder una independencia tutelada a la provincia serbia de Kosovo, rechazado por Serbia y Rusia.

Aunque el gobierno evitó un pronunciamiento oficial al respecto, la prensa local estima que los serbios rechazan el premio Nobel de la Paz paraa una persona incapaz de lograr la conciliación entre serbios y albaneses de Kosovo.

Por su lado, el ex primer ministro serbio y líder del Partido Democrático (DSS), Vojislav Kostunica, afirmó que la decisión relacionada con Ahtisaari es una muestra de como los mentores del falso estado de Kosovo ejercen presiones en todos los campos.

Ahtisaari es conocido como el único mediador internacional cuyo plan no fue aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU y, sin embargo, se aplica, sobre la base de la fuerza en Kosovo, apuntó.

La iniciativa del presidente finlandés entre 1994 y 2000 concedía a la provincia serbia atribuciones de un estado soberano, sin mencionar el término de independencia, en una maniobra para evitar críticas por violar la resolución 1244 del Consejo de Seguridad.

Tal disposición, aprobada en junio de 1999, tras 72 días de bombardeos a la entonces Yugoslavia por la Organización del Tratado del Atlántico Norte, constataba la soberanía de Belgrado sobre Kosovo, donde la mayoría de la población es de origen albanés.

Luego de fracasar varias rondas de negociaciones en 2007, Ahtisaari desistió de presentar su plan para Kosovo ante el Consejo de Seguridad de la ONU y el 15 de febrero pasado, Pristina proclamó unilateralmente su independencia, en medio de la oposición de Belgrado y Moscú.

Para el ex embajador serbio en Rusia Borislav Milosevic, los premios Nobel de la Paz se utilizan, no pocas veces, con fines políticos y “este es uno de esos casos”.

también te puede interesar