Internacionales

El capitalismo sufre enfermedad terminal

Intervención de Daniel en la Conferencia de Prensa de los Presidentes de Sistema de Integración Centroamericana realizada en Tegucigalpa, Honduras

Redacción Central |

Intervención de Daniel en la Conferencia de Prensa de los Presidentes de Sistema de Integración Centroamericana realizada en Tegucigalpa, Honduras

Pregunta de Antenor Peña

Periodista de Canal 4, Nicaragua

Buenas tardes Presidente, buenas tardes Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República de Nicaragua. Presidente, sabemos que es una oportunidad esto de la crisis de Estados Unidos y obviamente que el origen es otro punto y aparte para discutirse en otra reunión… pero si ustedes los países centroamericanos, sobre todo Nicaragua, están viendo otros mercados, porque han coincidido analistas económicos de que hay que ver otros mercados, mercados europeos, ver hacia el mercado del Sur.

¿Cuáles son las consideraciones sobre Nicaragua y qué perspectivas tendrían PETROCARIBE y el ALBA, que ha beneficiado a la mayoría de los países centroamericanos? Muchas gracias.

Respuesta de Daniel

Nuestro saludo para el pueblo de Honduras, para las familias hondureñas. Siempre que estamos en Honduras, como cuando visitamos a los hermanos países centroamericanos, nos sentimos en la Nación común, en la Patria común.

Pienso que esta reunión ha resultado oportuna para abordar este tema que tiene que ver con una crisis mundial, generada por los mecanismos que ha venido estableciendo el mismo capitalismo con sus políticas económicas. Es decir, la crisis que tiene su máxima expresión en la Bolsa de los Estados Unidos, en New York, no es más que la expresión de la enfermedad que sufre el sistema, ¡el sistema está enfermo! y padece de una enfermedad terminal.

Y, ya cuando el mismo Presidente de los Estados Unidos está hablando de revisar al mismo sistema, con tanta más razón nosotros debemos de estar más que convencidos que ése no es el camino, no es la opción para que los pueblos puedan llegar a gozar de esos principios fundamentales que están consignados en la Carta de los Derechos Humanos.

En esta ocasión, hemos conversado lógicamente de la crisis, yo diría que es el tema central, porque hemos abordado otros temas que están dentro de lo que son los mecanismos del SICA, las reuniones y el funcionamiento normal de los instrumentos que tiene la comunidad centro-americana, pero, ¿cómo ponemos esos instru-mentos, esas instancias en plena disposición para defender, fortalecer y desarrollar, en medio de esta crisis, las capacidades que ya tiene instaladas Centroamérica?

Hemos tomado acuerdos donde, claramente, estamos hablando de fortalecer el mercado regional. Para Nicaragua, el mercado centroamericano es el primer mercado, el mercado norteamericano es el segundo mercado; ahora se está abriendo un mercado muy importante para Nicaragua dentro del marco del ALBA, donde Venezuela se convierte en un mercado de enorme importancia para nuestro país. Mercado, bajo el concepto de comercio justo, donde se toman en cuenta por lo tanto, las asimetrías, que es lo que no se concibe en los países desarrollados.

Los países desarrollados, llámense Estados Unidos de Norteamérica, llámense países europeos… ¡no conciben las asimetrías! Hablan de libre mercado y no lo practican; prefieren sus políticas proteccionistas en detrimento de las economías de los países en vías de desarrollo.

Esto que está aconteciendo en los Estados Unidos, que es realmente la mayor crisis que está sufriendo el planeta en el campo económico, resultado de esa política de la avaricia, del individualismo que es el capitalismo, nos obliga a reflexionar seriamente y a tomar medidas, para estar claros que no se puede estar dependiendo de un mercado, y sobre todo cuando ese mercado no toma en cuenta las asimetrías… Porque si se hunde, si quiebra ese mercado, sufre ese mercado los rigores de una crisis gravísima como la que están viviendo actualmente, nosotros por lo tanto, seríamos ¡y ya estamos siendo víctimas!

Estamos siendo víctimas, porque los centroameri-canos que trabajan en los Estados Unidos ya están siendo desempleados; si están siendo desempleados los mismos norteamericanos, ¡ya no digamos los centroamericanos, los inmigrantes latinoamerica-nos… van al desempleo y las remesas disminuyen! se ponen en riesgo las inversiones norte-americanas en todos estos países.

Todo se pone en riesgo, porque la crisis no estimula actualmente a la economía norteamericana a mover sus inversiones a estos países, sino que al contrario, hay una recesión… ¡la recesión ya es un hecho! Esta medida que han tomado de aprobar los 700 mil millones de dólares al Gobierno norteamericano para subsidiar al capital que provocó la crisis, es una medida totalmente aberrante, absurda, pero no es más que la manifestación de las características que tiene el sistema, este modelo.

Estas medidas son totalmente temporales, esa no es la solución a la crisis, y esto lo están diciendo los mismos representantes norte-americanos, cuando estaban debatiendo la demanda de los 700 mil millones del Gobierno norte-americano. Han dicho que esa no es la solución, simplemente es una medida temporal, un parche que le están poniendo a una herida profunda que sufre la economía norteamericana.

Nosotros no podemos confiarnos, porque las tendencias son peligrosas, no sabemos hacia dónde va a parar esta tendencia en la economía norteamericana, que afecta a la economía mundial y nos afecta a nosotros.

Acordamos en primer lugar, tomar en acciones dentro del campo centroamericano para prote-gernos, ayudarnos, fortalecernos, desarrollarnos más, aún en medio de la crisis; fortalecer el campo de los alimentos, porque la inflación que estamos sufriendo, que no es particular de Centroamérica, sino que es una inflación generalizada, tiene como elemento más potenciador, el costo de los alimentos.

Hemos tenido reuniones de los Ministros de Agricultura de Centroamérica y estamos llamándolos a que nos presenten propuestas concretas, para tomar acciones que nos permitan bajar el precio de los alimentos; no permitir que el precio de los alimentos se siga elevando en detrimento de nuestros pueblos y por lo tanto, incrementando la inflación.

Hemos acordado también, desarrollar acciones hacia los países del Sur, hacia MERCOSUR, hacia UNASUR, hacia el Banco del Sur, a fin de buscar financiamiento que nos permita enfrentar y salir de esta crisis.

Nosotros nos sentimos satisfechos de esta reunión, de sus resultados, por las decisiones que se han tomado en cuanto a acciones prácticas, que debemos conocer a lo inmediato, para poder enfrentar esta crisis. Muchas gracias.

también te puede interesar