Internacionales

Gobierno boliviano declara estado de sitio en Pando

Las autoridades del gobierno en La Paz acusaron al prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, de haber contratado a sicarios que utilizaron armamento de guerra

Redacción Central |

Las autoridades del gobierno en La Paz acusaron al prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, de haber contratado a sicarios que utilizaron armamento de guerra

El gobierno de Bolivia declaró el estado de sitio en el departamento de Pando por una ola de violencia que recrudeció durante la retoma que hicieron militares del aeropuerto de la ciudad de Cobija, que dejó un muerto y cinco heridos.

El ministro boliviano de Defensa, Walker San Miguel, anunció en La Paz que desde ingresa en vigor un estado de sitio sólo en el departamento de Pando para evitar más muertes y hechos de violencia.

Su colega, Alfredo Rada, ministro de Gobierno (Interior), confirmó que el jueves se vivieron “momentos de terror e inusual violencia” contra campesinos de las poblaciones de Filadelfia y Porvenir en el lugar llamado “Tres Barracas”.

Las autoridades del gobierno en La Paz acusaron al prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, de haber “contratado a sicarios que utilizaron armamento de guerra”.

Los campesinos se dirigían desde Porvenir, 1.200 kilómetros al norte de La Paz, a Cobija para participar en marchas de protesta contra el prefecto Fernández debido a que respalda la demanda de otros cuatro departamentos para pedir la devolución de un impuesto de hidrocarburos.

El enfrentamiento se produjo cuando los militares habilitaron la pista del aeropuerto de Cobija para que aterrice un avión Hércules y civiles trataron de impedirlo.

En tanto, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que asistirá el lunes a una reunión de la Unión Sudamericana (UNASUR) en Santiago de Chile para tratar la crisis política en Bolivia.

 El mandatario informó en una llamada al canal oficial “Venezolana de Televisión” (VTV) que habló con varios colegas, incluyendo al de Colombia,  Álvaro Uribe, para acordar reunirse con miras a expresar un apoyo al gobernante Evo Morales.

Por otra parte, el vicepresidente Álvaro García Linera recibió en representación del presidente Evo Morales en el Palacio Quemado de La Paz al prefecto de Tarija, Mario Cossío, para reabrir la ronda del diálogo para la pacificación del país andino tras 19 días de conflicto.

“La primera tarea es pacificar el país y esperamos coincidir en ello con el presidente Morales. Nuestra presencia tiene que ver con esa voluntad clara de establecer las bases y ojalá abrir un proceso de diálogo que permita concluir con un gran acuerdo nacional de reconciliación nacional”, dijo el prefecto Cossío en La Paz.

Carlos Dadboub, secretario de Autonomías del departamento de Santa Cruz, dijo respecto al viaje del prefecto Cossío a La Paz que “él es representante del Conalde y hablará sobre la devolución del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), vigencia de los estatutos autonómicos, proyecto de la nueva Constitución, situación económica y el tema del narcotráfico”.

Pero el presidente Morales es partidario de que se pronuncien las alcaldías de 327 municipios y los beneficiarios de la renta de vejez y del bono escolar sobre el uso de la renta petrolera.

La región amazónica de Bolivia que colinda con Brasil y Perú se convirtió en epicentro de una convulsión social que dejó el jueves al menos 14 muertos, 13 de ellos campesinos afines al presidente Evo Morales y otro que era funcionario de la prefectura de Pando.

también te puede interesar