Internacionales

Margarita Mbywangi se convierte en la primera ministra indígena de Paraguay

Una indígena paraguaya que afirma haber sido capturada de niña en la selva y vendida para realizar trabajos forzados se ha convertido en ministra del país, prometiendo mejorar la vida de las poblaciones indígenas de Sudamérica

Margarita Mbywangi
Margarita Mbywangi, jefa de la tribu Ache. | AP

Redacción Central |

Una indígena paraguaya que afirma haber sido capturada de niña en la selva y vendida para realizar trabajos forzados se ha convertido en ministra del país, prometiendo mejorar la vida de las poblaciones indígenas de Sudamérica

Traducido para Rebelión y Tlaxcala por Àngel Ferrero

Margarita Mbywangi, jefa de la tribu Ache, de 46 años, ha sido nombrada ministra de asuntos indígenas, convirtiéndose en la primera persona indígena que supervisará las cuestiones étnicas en Paraguay. Fue nombrada miembro del nuevo gabinete de ministros del presidente izquierdista Fernando Lugo, investido este viernes, finalizando con 61 años de gobierno del conservador Partido Colorado.

Madre de tres hijos que pasó los primeros años de su carrera como activista defendiendo la tierra de su pueblo, ahora estudia para conseguir su licenciatura universitaria.

Mbywangi fue vendida a diferentes familias siendo niña: “Cuando era pequeña, a los cuatro años, los blancos me raptaron en la selva y fui vendida varias veces a familias propietarias de haciendas. Me enviaron a escuela, y allí puede aprender a leer y escribir”, declaró a la televisión Channel2. Explicó que sus amos le explicaron que ella era indígena, y que fue entonces cuando empezó a buscar sus orígenes “hasta que encontré a mi pueblo en la comunidad de Chupapou”.

Las mayores voces de oposición al nombramiento de Mbywangi provienen de otros líderes indígenas, quienes temen que favorezca a su propio pueblo en las disputas por el suelo, pero Mbywangi ha prometido reunirse con aquellos que se oponen a su designación para disipar sus preocupaciones.

“Vamos a ayudar inmediatamente a nuestros compañeros de otras comunidades, que están experimentando una situación difícil debido a la falta de agua potable, comida y ropa”, declaró a la cadena de televisión.

Mbywangi afirmó que empezaría por legalizar los títulos de propiedad de las tierras indígenas, que hasta ahora eran reclamados en ocasiones por foráneos, así como a conservar los bosques.”Para los indígenas, el bosque es su madre, su vida, su presente y su futuro”, declaró.

Según estadísticas del gobierno, cerca de 90.000 paraguayos dicen pertenecer a una de las 400 comunidades indígenas del país.

también te puede interesar