Internacionales

Familiares de víctimas de ataque colombiano a campamento de las FARC en Ecuador piden juicio a Uribe

Los padres de los estudiantes mexicanos muertos en el ataque brindaron una conferencia de prensa en la Liga Argentina por los Derechos del Hombre

Redacción Central |

Los padres de los estudiantes mexicanos muertos en el ataque brindaron una conferencia de prensa en la Liga Argentina por los Derechos del Hombre

Los familiares de los cuatro mexicanos asesinados el primero de marzo en territorio ecuatoriano, durante el ataque al campamento de las FARC, pidieron hoy el juicio del presidente colombiano, Álvaro Uribe, y que finalice “la campaña de difamación” contra las víctimas.

Los padres de los estudiantes mexicanos muertos en el ataque brindaron hoy una conferencia de prensa en la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, y se entrevistaron con Madres de Plaza de Mayo, funcionarios de la Cancillería y asociaciones profesionales de abogados de Buenos Aires, entre otros organismos.

La gira de los padres de las víctimas por América Latina incluyó a Ecuador, Chile y Argentina “para contar la verdad sobre nuestros hijos que eran civiles y no combatientes y no tenían armas”, enfatizaron.

Los padres fueron invitados a proseguir su gira por Uruguay y Venezuela, pero hoy informaron en Buenos Aires que por falta de recursos mañana regresarán a México.

La campaña de los padres, con el auspicio de los organismos de derechos humanos de Latinoamérica, es convocar “a una Jornada Continental en Solidaridad con las Víctimas Mexicanas” del ataque colombiano para el primero de marzo de 2009.

El pedido incluye también la conformación de un Tribunal ?tico contra el presidente colombiano Álvaro Uribe, precisaron.

“Con nuestros hijos se cometió un crimen de Estado y queremos el juicio de ese presidente paramilitar que es Álvaro Uribe”, pidieron los padres de Juan González del Castillo, una de las víctimas.

Los padres y la novia de González, junto con la madre de Verónica Velásquez Ramírez, otra de las víctimas, denunciaron una campaña de difamación basada en “acusar a nuestros hijos de terroristas, narcotraficantes y delincuentes”.

” La vida de Ingrid Betancourt no vale más que la vida de nuestros hijos!”,exclamaron los familiares de las cuatro víctimas, al quejarse de “la falta de información de los medios sobre la muerte de nuestros hijos que eran civiles y no combatientes”.

Los cuatro mexicanos muertos el primero de marzo durante el ataque del ejército colombiano al campamento de las FARC habían participado en un congreso bolivariano en Quito, Ecuador.

La lista de víctimas se completa con Fernando Franco Delgado y Soren Ulises Avilés, mientras que una quinta estudiante mexicana, Lucía Morett Álvarez, sobrevivió al ataque y se encuentra refugiada en Nicaragua.

“La justicia mexicana le ha negado a Lucía un recurso de amparo para no quedar detenida si vuelve a México”, afirmaron los familiares, al acusar de “complicidad” al gobierno mexicano de Felipe Calderón con el de Álvaro Uribe.

Álvaro González, padre de Juan González, se quejó que “el gobierno mexicano no se ha pronunciado sobre este crimen, pese a que nuestros jóvenes eran ciudadanos mexicanos”.

Ante el insistente reclamo de los familiares, “el gobierno mexicano dijo que se pronunciará una vez que reciba un informe del ejército colombiano, que es el que asesinó a nuestros hijos”, agregó el padre del estudiante de 28 años de filosofía y letras.

Cuatro de los cinco mexicanos que se encontraban en el campamento de las FARC en Sucumbíos, Ecuador, eran estudiantes de la carrera de filosofía y letras de la Universidad Autónoma de México.

también te puede interesar