Internacionales

Exige Centroamérica a la Unión Europea respeto a indocumentados

El endurecimiento de la política migratoria de Europa perjudicará a los connacionales, en especial a los indocumentados

Redacción Central |

El endurecimiento de la política migratoria de Europa perjudicará a los connacionales, en especial a los indocumentados

Los países centroamericanos demandaron a la Unión Europea (UE) respetar los derechos humanos de los inmigrantes luego que ese bloque aprobó endurecer su política en la materia con el encarcelamiento temporal de los indocumentados.

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) de Guatemala consideró que el endurecimiento de la política migratoria de Europa perjudicará a los connacionales, en especial a los indocumentados, que se encuentran en el viejo continente.

El titular de la PDH, Sergio Morales, en declaraciones a la prensa, aseveró que Europa se conduce con una doble moral al abogar por la vigencia de los derechos humanos, pero al mismo tiempo aprobar normas que lastiman a la población de inmigrantes.

Los gobiernos de los países europeos exigen a sus similares de América Latina que respeten los derechos humanos, sin embargo, las autoridades en el viejo continente no lo hacen con los inmigrantes que llegan en busca de mejores condiciones de vida, dijo.

Morales criticó en especial al Parlamento Europeo por la resolución que, entre otras disposiciones de endurecimiento de la política en la materia, autoriza el arresto hasta por 18 meses y las deportaciones de los ciudadanos indocumentados.

El magistrado de conciencia pidió a la Cancillería de Guatemala que promueva acciones para que los inmigrantes guatemaltecos reciban un trato digno y de forma igualitaria.

Datos del Ministerio de Relaciones Exteriores estimaron que en países de Europa residen unos 20 mil guatemaltecos.

El canciller guatemalteco, Haroldo Rodas, citado por medios locales, comentó que el gobierno de su país consideró que la aprobación del retorno de los inmigrantes autorizada por el Parlamento Europeo “constituye un mensaje negativo de poca apertura .

“Como parte del Derecho Internacional que ellos promueven, se deben respetar los derechos humanos de los inmigrantes, principalmente el de movilidad y desarrollo”, puntualizó.

El ministro aseveró que cerrar la puerta a los flujos de inmigrantes y promover su deportación “puede afectar la promoción del desarrollo de los Estados emisores de emigrantes”.

El gobierno de El Salvador señaló por su parte que la ley migratoria adoptada por la Unión Europea tendrá un efecto mínimo en este país centroamericano, ya que la mayoría de los connacionales que viven en esa región están con sus papeles en regla.

La Cancillería salvadoreña indicó que casi todos los connacionales tienen status legal y de acuerdo con la estadísticas de la Dirección General de Migración este año ha habido dos deportaciones desde Italia y en 2006 se registró un total de 13 retornados del viejo continente.

La entidad explicó que El Salvador y España tienen suscrito un convenio relacionado a los trabajadores temporales, por lo que algunos connacionales bajo ese mecanismo viajan y trabajan en esa nación europea en forma reglamentada.

La Cancillería estima que en los países europeos residen alrededor de dos mil 300 salvadoreños.

En Europa se encuentra un buen número de salvadoreños y la mayoría huyó del país por la guerra interna (1980-1992), sin embargo se acogió a los programas de asilos políticos que ofrecían esas naciones, en especial Austria y Suecia.

El vicecanciller de El Salvador, Eduardo Cálix, expresó a su vez que la decisión de la UE de expulsar a los indocumentados en soberana.

No obstante, dijo que Centroamérica está en la búsqueda de un trato preferencial para los centroamericanos en el marco del Acuerdo de Asociación (AA) que negocian ambas regiones.

En Honduras, el gobierno del presidente Manuel Zelaya, expresó preocupación por la eventual deportación masiva de hondureños residentes en los países de la UE al entrar en vigencia la nueva ley.

La Cancillería hondureña expresó su rechazo a la disposición migratoria europea, pues se estima que en el viejo continente residen unos 50 mil hondureños, la mayoría en España e Italia.

En Nicaragua, la Federación Iberoamericana de Ombudsman emitió un pronunciamiento para pedir “una moratoria” en la aplicación de la Ley de Retorno de los Inmigrantes Ilegales, aprobada por el Parlamento Europeo, para corregir errores de “criminalización” de la migración.

Las declaraciones de Cabezas ocurrieron un día después que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, calificó de “terrorista” la aprobación de la ley, que prevé detener a los indocumentados por un periodo máximo de 18 meses.

“Esa ley donde establecen penas de cárcel para los inmigrantes es terrorista”, dijo Ortega el jueves pasado en un acto oficial y aseguró que la iniciativa “incluye formas y mecanismos de chantaje para sacar a los inmigrantes de Europa”.

En Costa Rica, el columnista Luis Alberto Muñoz afirmó en un artículo publicado en el diario local La República que la medida adoptada por la UE es una bofetada a la civilización .

Europa parece dar pasos hacia atrás, al menos desde el punto de vista de una sociedad que pretende alcanzar un estadio cultural de una sociedad avanzada en un sentido más humano, más amplio y solidario , dijo.

Encarcelar a los emigrantes sin papeles , es un insulto y una bofetada a la civilización , sostuvo.

Señaló que Costa Rica, como país receptor de migración en su mayoría de origen nicaraguense, no debe caer en el error europeo, que hoy se constituye como una referencia de decepción y una evidente incongruencia, de los años de guerra, en los cuales el Viejo Continente nutrió de inmigrantes a Latinoamérica .

también te puede interesar