Internacionales

Cerca de 200 pacientes se reponen en Venezuela de operaciones quirúrgicas

Se trata de 97 ecuatorianos, 85 peruanos y un número similar de Nicaragua y El Salvador

Redacción Central |

Se trata de 97 ecuatorianos, 85 peruanos y un número similar de Nicaragua y El Salvador

Cerca de 200 pacientes extranjeros se reponen actualmente en Venezuela de operaciones quirúrgicas gratuitas para solucionar problemas de la visión, a los cuales se suman 96 costarricenses.

Manuel Pacheco, coordinador de Misión Milagro Internacional- una iniciativa cubano-venezolana encargada de la atención- dijo a reporteros que el grupo que se incorpora es el cuarto de pacientes de esa nación centroamericana.

Según el reporte se trata de 97 ecuatorianos, 85 peruanos y un número similar de Nicaragua y El Salvador.

Pacheco precisó que los pacientes permanecen en el país por unos 10 días, incluyendo los períodos pre y post operatorios.

La idea, dijo, es garantizar la salud de los pacientes desde que salen de sus países hasta que regresan, en su mayor parte adultos mayores y de escasos recursos, quienes requieren ser operados de la vista para alcanzar un nivel de vida más óptimo.

Las intervenciones quirúrgicas de la Misión Milagro alcanzaron un millón a fines de 2007, luego de tres años de acción conjunta entre Venezuela y Cuba.

Las primeras intervenciones se realizaron en julio de 2004 y el propósito es atender no menos de seis millones de pacientes latinoamericanos y caribeños sin recursos económicos.

Sólo Venezuela está atendiendo semanalmente más de 6 200 pacientes venezolanos y extranjeros, de los cuales al menos 300 proceden de países latinoamericanos y caribeños.

En lo que va de año se atendieron unas 89 200 personas, de ellas unas cinco mil 500 de procedencia extranjera.

Desde octubre de 2005 comenzó a operarse en Venezuela se han realizado unas 686 650 intervenciones quirúrgicas en una re integrada por 45 hospitales en 15 estados del país suramericano.

también te puede interesar

Pueblo unido en Amor a Nicaragua

El recorrido protagonizado por miles de ciudadanos es una demostración de que prevalece la unidad, solidaridad y hermandad entre los nicaragüenses