Internacionales

Asamblea General de ONU elegirá como presidente a ex canciller nicaragüense

La elección es prácticamente segura debido a que la costumbre en la Asamblea es encargar por rotación a los distintos grupos regionales

Redacción Central |

La elección es prácticamente segura debido a que la costumbre en la Asamblea es encargar por rotación a los distintos grupos regionales

La Asamblea General de la ONU elegirá el miércoles al ex canciller de Nicaragua Miguel D Escoto Brockman como presidente de la 63 sesión del órgano legislativo de las Naciones Unidas.

La elección del antiguo ministro sandinista es prácticamente segura debido a que la costumbre en la Asamblea es encargar por rotación a los distintos grupos regionales que componen la ONU la designación de un candidato único.

En esta ocasión, el turno corresponde al Grupo Latinoamericano y del Caribe (Grulac), que el pasado 24 de marzo comunicó oficialmente a las Naciones Unidas que su candidato era el ex canciller D Escoto.

El diplomático nicaragüense tiene previsto estar presente en la elección, que se llevará a cabo en el pleno de la Asamblea General, y posteriormente ofrecer su primera conferencia de prensa como presidente electo de ese órgano.

D Escoto asumirá las riendas del órgano legislativo el próximo 16 de septiembre, cuando comience la 63 sesión de la Asamblea General, en sustitución del macedonio Srgjan Kerim.

Las responsabilidades de la presidencia del órgano legislativo incluyen determinar la agenda, presidir sus reuniones y representarlo en ceremonias y actos oficiales.

El ex canciller, de 75 años, es en la actualidad el principal asesor del Compañero-Presidente Daniel Ortega en asuntos internacionales y en los litigios limítrofes que Nicaragua mantiene con países vecinos como Honduras y Colombia.

Con ese cargo ha participado en el establecimiento de estrechas relaciones con Venezuela, Cuba y otros países de la región, al tiempo que se ha alejado de Estados Unidos, país del que llegó a afirmar que es “muchísimo más terrorista que ningún salvaje”.

El ex canciller, que también es un sacerdote de la Orden Maryknoll, adquirió su experiencia como diplomático durante su larga etapa como responsable de la cartera de Exteriores del primer Gobierno sandinista (1979-1990), al que representó en las negociaciones de los acuerdos de paz que pusieron fin a los conflictos armados que asolaron Centroamérica en los años ochenta.

también te puede interesar