Internacionales

Caribe preocupado por la posible baja de tarifas de la Unión Europea a banano de Latinoamérica

Podría afectar a la industria caribeña pues dificultaría la habilidad de los productores del Caribe para competir en el mercado

Redacción Central |

Podría afectar a la industria caribeña pues dificultaría la habilidad de los productores del Caribe para competir en el mercado

Los miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM) expresaron su preocupación por una posible rebaja de las tarifas de la Unión Europea (UE) a las importaciones de banano latinoamericano por considerar que podría afectar a la industria caribeña, según un comunicado divulgado.

Los ministros de Comercio del CARICOM, cuya sede central está en Guayana, dijeron que los países considerados como los “más favorecidos de la UE” (MFN, por su sigla en inglés) insisten en su pedido de una “reducción sustancial” de las tarifas.

De ser concedida una reducción, dificultaría “significativamente la habilidad de los productores del Caribe para competir en el mercado de la UE”, indicaron.

“Tendrá un impacto negativo que reducirá nuestro acceso al mercado europeo”, reafirmó Irwin La Roque, subsecretario general de CARICOM para comercio y desarrollo económico.

El embajador de Surinam ante la UE, Gerard Hiwat, ha mencionado que la UE probablemente reduciría o eliminaría la tarifa a los bananos importados de la zona ACP (África, Caribe y Pacífico).

A los países MFN, incluyendo Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, se les concedió un acceso libre de cuotas al mercado europeo en 2006 y sus exportaciones han crecido 20 por ciento, según la organización regional.

Desde el 1 de enero de 2006, la UE aplica 176 euros (273 dólares) por tonelada de banano importado de América Latina, mientras que los países africanos y del Caribe exportan la fruta a ese mercado con arancel cero dentro de una cuota autorizada por Bruselas de 775 000 toneladas anuales.

Los ministros destacaron, asimismo, una declaración conjunta de sus pares de Agricultura y otros funcionarios de Camerún, Chipre, República Dominicana, Francia, Ghana, Grecia, Costa de Marfil, Jamaica, Madagascar, Portugal, España y Surinam.

Dicho pronunciamiento, que se dio a conocer durante una reunión en París el pasado 30 de abril, resaltaba la importancia de mantener un mercado bananero estable en la UE, al equilibrar “los intereses de todos los participantes.

Por otra parte, los ministros de Comercio de CARICOM advirtieron que endurecerán su posición con respecto a la Agenda de Desarrollo de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC) si, en ese contexto de negociaciones, las naciones MFN dicen estar interesadas en la liberalización de “productos tropicales”.

“Si se quiere equilibrar el resultado de esas negociaciones, debe haber un tratamiento adecuado para los productos que desde hace mucho tiempo gozan de preferencias. Si así no fuese, los países del Caribe fácilmente encontrarán la manera de formar un consenso”, señalaron los ministros en el comunicado.

La exportación de bananas a la UE ha sido históricamente la columna vertebral de la economía de varias ex colonias europeas en el Caribe, como Belice, República Dominicana, Jamaica, Surinam, Dominica, Granada, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas, al proveer trabajo a miles de pequeños granjeros.

también te puede interesar