Internacionales

Aseguran que la crisis alimentaria también afecta a Latinoamérica

Los gobiernos del área están estudiando medidas que permitan aumentar la producción

Redacción Central |

Los gobiernos del área están estudiando medidas que permitan aumentar la producción

La emergencia alimentaria también afecta a América Latina y el Caribe, donde el aumento de las tasas para la exportación de cereales desencadenó una quita de incentivos a la producción, afirmó el Fondo Internacional de Naciones Unidas para el desarrollo de la Agricultura (IFAD).

El responsable para esa región, Paolo Silveri, sostuvo que los gobiernos del área están estudiando medidas que permitan aumentar la producción.

“Se está asistiendo a una emergencia real que abarca a todos, no ocurría desde hace 15 años”, dijo.

“En Argentina y Brasil -prosiguió- el aumento de las tasas sobre las exportaciones de los cereales, en particular de arroz y granos, desencadenó una caída de los incentivos a la producción, haciendo derrumbar en un 50% la demanda de máquinas agrícolas y en 25% para los fertilizantes”, indicó.

as políticas de los gobiernos locales, sin embargo, van en dirección opuesta.

Tras haber reconocido el estado de “emergencia regional” al término de una reciente reunión en Managua, en la cual participaron los presidentes de los países de América Central y del Caribe del ALBA (Alternativa Bolivariana de las Américas), Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua lograron un acuerdo para aumentar la producción de arroz, maíz, legumbres, carne y leche

Al deterioro de la situación contribuyó también “una tendencia a subestimar el efecto sobre la seguridad alimenticia de las actuales tecnologías en uso para la producción de biocombustibles, dijo Silveri.

Agregó que existe un conflicto sobre el argumento, “ahora que la evaluación del impacto ambiental de los biocombustibles no es tan positiva como al inicio”.

La emergencia desencadenó un elemento positivo, según Silveri, que es el de la real coordinación entre las agencias internacionales. En particular, una vez fuera de la crisis, la estrategia del IFAD, que ya otorgó 200 millones de dólares para la emergencia, es la de incentivar una agricultura ecosostenible dirigida a los pequeños productores.

Hace una semana, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Jacques Diouf, pidió a la comunidad internacional que actúe de inmediato para solucionar la actual emergencia alimentaria mundial, y que aproveche la oportunidad que supone el alza de precios de los alimentos para evitar que esta situación se repita en el futuro.

también te puede interesar