Internacionales

Concluye encuentro sindical con firma de Declaración de Quito

La necesidad de aprovechar la actual coyuntura en América Latina para unir a los trabajadores y derrotar la reacción neoliberal aparecen entre las acciones a acometer

Redacción Central |

La necesidad de aprovechar la actual coyuntura en América Latina para unir a los trabajadores y derrotar la reacción neoliberal aparecen entre las acciones a acometer

Líderes sindicales latinoamericanos firmaron en Ecuador la Declaración de Quito, que aboga por fortalecer el trabajo y la unidad de los gremios del continente.

Al término del Encuentro sindical Nuestra América, representantes de 60 organizaciones gremiales decidieron crear un grupo coordinador, el cual se encargara de determinar las acciones a acometer en el futuro y organizar la próxima cita que será en Brasil.

Integrado por entidades sindicales de Ecuador, Uruguay, Cuba, Brasil, México, Argentina, Colombia, Chile y Perú, esta agrupación se encargará de definir acciones y organizar la próxima cita, que será en el 2009 en Brasil.

Santiago Yangual, presidente de la Central de Trabajadores de Ecuador (CTE), declaró a Prensa Latina su satisfacción por los resultados de esta reunión de tres días, en la cual hubo consenso en la definición de la actual lucha laboral.

Existió coincidencia en reforzar el combate contra la globalización capitalista, que ha enfrentado el sindicalismo en América Latina, aseveró.

Yangual destacó que la Declaración de Quito, firmada por los cientos de participantes, define los objetivos a seguir hasta el 2009, cuando se realizará el venidero evento.

La necesidad de las organizaciones sindicales de aprovechar la actual coyuntura en América Latina para unir a los trabajadores, recuperar fuerza y derrotar la reacción neoliberal aparecen entre las acciones a acometer, agregó.

Puntualizó que el documento señala la importancia de elevar el protagonismo de la clase obrera en la lucha en Latinoamérica y elaborar agendas de movilizaciones.

El dirigente sindical recalcó que el texto ratifica el apoyo de los gremios clasistas latinoamericanos a los gobiernos progresistas y revolucionarios, y reitera la solidaridad con los pueblos de Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

Además de la Declaración de Quito, se aprobaron dos acuerdos: uno de respaldo al presidente boliviano, Evo Morales, ante los intentos separatistas de la oligarquía de ese país y otro de reclamó a la liberación de cinco cubanos presos injustamente en cárceles de Estados Unidos.

A esta cita asistieron máximos representantes de movimientos gremiales de Nicaragua, Guatemala, Brasil, Honduras, Argentina, Cuba, Bolivia, Venezuela, Uruguay, Chile, Perú, Colombia y México y Estados Unidos.

también te puede interesar