Internacionales

Ejército estadounidense bombardea zona cerca del hospital de Bagdad

Un total de 20 personas que estaban cerca del lugar del ataque quedaron heridas

Bombardeo en al-Sadr
El ejército estadounidense lanzó el sábado cohetes contra un blanco cercano a un gran hospital del este de Bagdad, hiriendo a 20 personas y dañando varias ambulancias, dijo el director del centro asistencial. | Reuters

Redacción Central |

Un total de 20 personas que estaban cerca del lugar del ataque quedaron heridas

El ejército estadounidense lanzó el sábado cohetes contra un blanco cercano a un gran hospital del este de Bagdad, hiriendo a 20 personas y dañando varias ambulancias, dijo el director del centro asistencial.

Ningún paciente resultó herido en el hospital de Ciudad Sadr, bastión del clérigo chiíta enemigo de Estados Unidos Moqtada al-Sadr, pero 20 personas que estaban cerca del lugar del ataque quedaron heridas, dijo el médico Wi am al-Jawahiri, director del hospital al-Sadr.

Jawahiri dijo que tres ventanas del hospital fueron destruidas cuando tres misiles impactaron contra lo que el ejército estadounidense en Irak llamó un centro de “comando y control” militante alrededor de las 10 de la mañana hora local.

“Aunque creo que el blanco no fue el hospital, nos podrían haber informado antes de hacer semejante cosa. Al menos podríamos haber tomado precauciones”, dijo Jawahiri. El ejército estadounidense dijo que usó municiones guiadas de precisión para destruir la instalación militante en Ciudad Sadr, donde las fuerzas estadounidenses e iraquíes combaten contra los milicianos chiítas leales a Sadr desde hace varias semanas, como parte de un gran operativo del Gobierno contra las milicias.

Ese tipo de armas pueden ser cohetes lanzados tanto desde puestos de lanzamiento como desde helicópteros.

El coronel Jerry O Hara, portavoz del ejército estadounidense en Bagdad, dijo que la operación era “urgentemente necesaria” y que apuntaba contra un centro de “comando y control” que fue usado para planear ataques contra el pueblo iraquí, al igual que contra fuerzas de seguridad iraquíes y estadounidenses.

“Tenemos mucho cuidado para evitar daños colaterales y vamos a seguir teniéndolo. No atacamos a civiles y lamentamos todas las víctimas”, dijo O Hara.

Cuando le preguntaron por qué se lanzó un misil tan cerca de un hospital durante la mañana, contestó:

“La verdadera pregunta debería ser por qué estos elementos criminales siempre parecen poner en riesgo al pueblo iraquí usando instalaciones para coordinar sus ataques tan cerca de lugares públicos”.

También agregó que se estaba llevando a cabo “una evaluación del daño en combate”.

también te puede interesar