Internacionales

Buscará Taiwán reconvertir su inversión en el país

Extenderá los incentivos financieros a los empresarios del sector agropecuario con el objetivo de estimular la inversión en cultivos de arroz y granos básicos

Redacción Central |

Extenderá los incentivos financieros a los empresarios del sector agropecuario con el objetivo de estimular la inversión en cultivos de arroz y granos básicos

Taiwán tratará de reconvertir su inversión en Nicaragua de maquilas y sector textil de zona franca, en el que ha reducido su presencia, al sector agropecuario con mayores incentivos financieros para sembrar arroz y granos básicos.

En declaraciones el embajador de Taiwán en Managua, Jaime Wu, señaló que Taipei extenderá los incentivos financieros a los empresarios del sector agropecuario con el objetivo de estimular la inversión en cultivos de arroz y granos básicos en Nicaragua.

Jaime indicó que el interés es amplio en la cooperación para producir arroz, aprovechando la experiencia de Taiwán y las tierras fértiles de Nicaragua.

La cooperación técnica agropecuaria y la entrega de semillas mejoradas seguirán siendo claves para fomentar la producción y productividad en este periodo de crisis mundial alimentaria, expresó.

El gobierno taiwanés ofrece 700 mil dólares a cada empresario que decida invertir en los países aliados de la isla.

“Los incentivos de inversión se darán al sector agropecuario para estimularlos a venir a Nicaragua, que tiene potencial” para producir alimentos, manifestó.

Los incentivos se pueden aplicar a las empresas agrícolas, mediante el procedimiento ya establecido, dijo.

El proceso de reconversión de la inversión ha iniciado a raíz del cierre parcial del consorcio Nien Hsing y otras empresas de la zona franca en Managua, por razones estrictamente económicas, afirmó el diplomático.

La reducción de las maquilas obedece a la caída de la facturación de prendas de vestir y el reacomodo por la recesión económica en Estados Unidos, el principal destino de sus exportaciones.

Desde mediados de la década de 1990 la inversión taiwanesa en zona franca ascendía a unos 250 millones de dólares.

Unos 95 mil empleos se habían generado en las zonas francas, mientras las exportaciones en 2007 se había colocado en mil millones de dólares. Este era uno de los sectores más dinámicos de la pequeña economía nacional.

Taiwán otorgó incentivos fiscales a sus empresarios para establecerse en sus países aliados, unos 25 en Centroamérica, el Caribe y África, como una forma de retribuir el apoyo diplomático que le dan en sus aspiraciones de reconocimiento mundial.

El Compañero-Presidente Daniel Ortega dijo el miércoles que 15 mil empleos se han perdido en zonas francas debido a la recesión económica estadounidense y la búsqueda de mano de obra más barata en países asiáticos.

Aunque se informó oficialmente el retiro de Nien Hsing, con siete fábricas textiles y maquilas en Nicaragua, hasta el momento, el proceso de cierre ha afectado a tres de ellas.

Actualmente, la misión técnica enviada por Taiwán cuenta con 13 expertos y siete asistentes que trabajan con los campesinos, cooperativas y mujeres en la producción de arroz, verduras, frutas y una crianza de cerdos de granja.

La escasez de granos básicos aumentó del consumo y el encarecimiento de los alimentos empujado por el alza continua del petróleo, lo que ha provocado violentas protestas y muertes en Haití, Egipto y otros países.

también te puede interesar