Internacionales

Cumbre Social sentará a transnacionales en el banquillo de los acusados

En el ámbito de las privatizaciones de los servicios públicos, en concreto los de electricidad y agua, será juzgada la española Unión Fenosa, que opera en Nicaragua

Redacción Central |

En el ámbito de las privatizaciones de los servicios públicos, en concreto los de electricidad y agua, será juzgada la española Unión Fenosa, que opera en Nicaragua

Los abusos de más de 20 transnacionales europeas serán juzgados aquí por el Tribunal Permanente de los Pueblos, en una cita social paralela a la V Cumbre de América Latina y el Caribe-Unión Europea.

Esas empresas, que operan bajo el paraguas protector de sus gobiernos, estarán en el banquillo de los acusados durante la Cumbre Social de los Pueblos que se realizará en la capital peruana del 12 al 16 de mayo.

Entre el 13 y el 25, el tribunal, formado por personalidades como el Premio Nobel de La Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, analizará las ilegalidades cometidas por las transnacionales europeas en América Latina en diversos rubros y con varias modalidades.

En el ámbito de las privatizaciones de los servicios públicos, en concreto los de electricidad y agua, serán juzgadas la española Unión Fenosa, que opera en Colombia, Nicaragua y México, y Suez Energy, que lo hace en Brasil.

La irritación del rey Juan Carlos de España en la Cumbre Iberoamericana de 2007 en Chile, ampliamente publicitada, se debió en buena medida a que el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, denunció los abusos de Unión Fenosa y le pedía que intercediera para que cesen.

Aguas de Barcelona y Proactiva, que explotan servicios públicos en México, y Aguas de Montería, establecida en Colombia, serán también procesadas por el tribunal moral y ético que sesionará en Lima.

Las transnacionales que operan en los sectores petrolero, minero y de los bosques, con una visión neocolonialista, tendrán también su lugar en el banquillo.

En ese sentido, serán enjuiciadas las petroleras Repsol, que opera en España, Perú, Argentina y Bolivia, y Shell, que ha penetrado Ecuador, Colombia, Brasil e Irlanda; así como Majaz, en Perú, y Botnia-Ence, en Argentina, Brasil y Uruguay.

En la misma situación estarán empresas que explotan la siderurgia y otros rubros de infraestructura, es decir Banska, Thysen Krupp y Vale do Rio Doce, con operaciones en Argentina, Ecuador y Perú.

El tribunal juzgará, además, los abusos cometidos por las farmacéuticas Boheringer y Roche, en Brasil, y Telecom, en Bolivia, así como los casos de sobreexplotación laboral en el sector agroalimentario, cometidos en Brasil, Chile y Perú por Unilever, Camposol, Cermac y Mainstream.

Ilegalidades en las que incurren consorcios financieros como el Banco BBVA en diversos países de América Latina y el Caribe, serán igualmente materia de los trabajos de la corte.

La comercialización de agroquímicos proscritos en otras regiones, en países como Argentina y Brasil, serán tema de otra acusación contra la transnacional Bayer.

Las conclusiones del Tribunal Internacional de los Pueblos serán puestas en manos de la V cumbre presidencial América Latina y el Caribe-Unión Europea.

también te puede interesar