Internacionales

América Central y el Caribe son muy vulnerables a las crisis

Ello se debe a que son naciones pequeñas y son importadores netos de energía y alimentos

Redacción Central |

Ello se debe a que son naciones pequeñas y son importadores netos de energía y alimentos

Las economías de los países centroamericanos y caribeños son las que más se resentirán en América Latina de la ralentización económica en Estados Unidos y los altos precios de los alimentos, según dijeron algunos expertos.

“Los países más vulnerables en la región son los de América Central y el Caribe, porque son pequeños, son importadores netos de energía y alimentos”, dijo Brian O Neill, subsecretario adjunto del departamento del Tesoro de Estados Unidos para asuntos latinoamericanos.

Además, se verán afectados por la desaceleración en Estados Unidos, la menor afluencia de turistas norteamericanos a sus playas y el estancamiento de las remesas, auguró O Neill en un seminario organizado por el Diálogo Interamericano, un centro de estudios.

En América Central están algunos de los países más desfavorecidos del continente y los pobres serán los que más sufrirán con el cambio dramático en el entorno económico mundial, a juicio de Nora Lustig, profesora de la Universidad George Washington.

Para ellos, las subidas de los alimentos son un golpe tremendo pues se gastan entre el 50 y el 70 por ciento de sus ingresos en adquirirlos.

El aumento del precio del trigo en un 220 por ciento en los últimos dos años, del arroz en un 110 por ciento y de los productos lácteos en un 100 por ciento ha tenido ya un gran impacto en su situación económica, según Lustig.

En su opinión, el valor de esos productos continuará alto.

Sufrirán especialmente los pobres de Nicaragua y Bolivia, mientras que en Perú su encarecimiento beneficiará a las personas de bajos ingresos que viven en el campo, pero dañará a los que residen en la ciudad.

El otro factor importante para América Central y el Caribe son las remesas, que en Honduras, por ejemplo, suponen un 25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Lustig señaló que los envíos de dinero desde Estados Unidos a México han decrecido por primera vez debido a la ralentización económica en el país al norte del río Bravo.

Ante los problemas en su vecindario, el jefe de estado venezolano, Hugo Chávez, “aprovechará la oportunidad” para aumentar su influencia en la región a través de sus ayudas económicas, como los programas de petróleo subsidiado en América Central, opinó el presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique García.

No obstante, García señaló que el Gobierno de Caracas “ha estado gastando de forma excesiva”, por lo que a su juicio no tendrá capacidad para dar asistencia “a gran escala”.

Para el resto de América Latina, con excepción de México, por su vínculo estrecho con Estados Unidos, las cosas pintan mejor, según coincidieron los expertos.

García dijo que sus buenas cuentas fiscales, una inflación baja “en general” y un superávit en el sector externo colocan al continente en una posición mucho más cómoda que durante crisis previas.

No obstante, el jefe de la CAF señaló que muchos de los líderes de la región se han dormido en los laureles gracias a estos buenos números y no han promovido los cambios en la estructura de la economía que son necesarios para que el continente crezca más.

también te puede interesar